Reseña: Soldier - The Great Western Oligarchy + Entrevista... y sorteo.

Pues sí, estamos muy thrashers últimamente... la verdad es que el género está muy, muy vivo. Cierto es que no anda sobrado de originalidad, pero sí que está repleto de bandas con un par de cojones. Y de hecho en España tenemos bandas molonas de Thrash a patadas, desde los archiconocidos Angelus Apatrida o Crisix, hasta los más jovencillos Trallery, Mutant, Nuckin' Futs, No Amnesty, Raze... y podría seguir así horas hasta llegar a la banda que nos toca hoy. Los asturianos Soldier.



Soldier, formados por Phil González, Voz y guitarra, Dani Pérez a la Guitarra, Pei García al bajo y Lucas Díaz a la batería, nacieron como banda en Oviedo (bonita ciudad, verdad?) en 2005 y fueron grabando demos y demás hasta que en 2012 lograron sacar adelante su primer LP, Gas Powered Jesus. Desde entonces se ganaron un nombrecito dentro de la escena thrasher nacional, tocando con peña como Overkill, Sodom, Destruction o Angelus Apatrida y girando por toda la península. A base de curro y esfuerzo, han seguido creciendo y el año pasado sacaron su segundo trabajo (sí, esta vez llegamos un poco tarde jejeje) titulado The Great Wester Oligarchy.  El sonido de Soldier se caracteriza por mezclar un thrash bien dotado de técnica a lo Megadeth con tímidos toques de Rock Sureño y momentos más agresivos. Y va, dejémonos de formalidades, cojones, que me estoy aburriendo hasta yo. Soldier suenan atronadores de cojones y este disco está en mi top10 de 2015 fácilmente, pasa que muy listo yo que lo descubro un año después. Cagondios.

La portada del disco me enamora, atrevida, poniendo los cojones sobre la mesa con nuestros queridos líderes políticos montándose su "última cena". Fenomenal, pero de la portada ya hablamos más abajo con ellos mismos, vamos al contenido. La cosa abre con el adelanto Christoholic, una locura riffera en la que Phil y Dani sacan humo a sus guitarras. Los coreables coros del estribillo le dan un enorme dinamismo al tema, que debe ser una auténtica locura en directo (tras el Resu os lo cuento). Seguimos con Axis of Evil, que poco tiene que ver con la de Sodom, en esta empiezan a aparecer los sonidos sureños mezclados con un thrash crudote logrando un tema cuyo objetivo no es otro que machacar tu preciado cuello. Ya he caído, colegas, he caído de lleno en el disco y no pienso salir porque Soldier molan en cantidades industriales. Seguimos con Genital Wert, con un aroma Megadethiano total y una letra para enmarcar (supongo que el título ya nos lo advierte) y Titanxia, pesadota y contundente, que nos dejan frente a una sorpresilla, pues es raro ver un tema que pueda ser considerado "balada" en un disco de thrash en estos tiempos que corren, pero es lo que tienen Soldier. A veces tiran de recursos algo vistos en esto del Thrash, sí, pero al final son una caja de sorpresas.


Buen hacer instrumental, un par de cojones y temas curradotes. Esa es la carta de presentación de Soldier y su The Great Western Oligarchy, que sigue avanzando con paso firme a cada tema. Tras el momento tranqui con Pilgrims, una baladita del rollo Fade To Black, que mantiene una fuerza sin dejar de transmitir mucho sentimiento, vuelve la velocidad vertiginosa de la mano de Corrupted (Sex in Prison), en la que vuelven a sacar humo a las cuerdas mientras Lucas (enorme a lo largo del disco) muestra una gran variedad de ritmos. Theory of Nothing arranca mezclando una gruesa guitarra con una acústica a modo ambiental y va cogiendo fuerza poco a poco para luego ir variando el ritmo dejando un tema digno de los suizos Coroner. Black No. 1, un cover de Type O Negative llevado a su terreno pero sin machacar la esencia de la original, deja paso a la recta final del disco que llega con Warbourne, Thrash cañerote sin contemplaciones, sin tonterías, directo a tu puta yugular, y el tema título, típico tema que arranca con unas delicadas guitarras acústicas y se convierte en lo más potente del disco, cerrándolo por todo lo alto y dejando un gran sabor de boca.

Gran descubrimiento estos asturianetes, currantes incansables que disfrutan con lo que hacen y encima lo hacen bien. Poco más que añadir. The Great Western Oligarchy fue una de las joyitas nacionales de 2015 y merece que lo descubráis por vosotros mismos. Así que vamos a hacer una cosa... VAMOS A SORTEAR UNA COPIA DEL DISCO. Esta vez el proceso será diferente, mandad un mail a sorteospozadelmeh@gmail.com con vuestro nombre y si queréis añadir algo, un chiste de Arguiñano, un poema de Neruda, insultos, dinero... lo que queráis, lo importante es el nombre, lo otro va medio en coña XD. Nosotros os responderemos con vuestro número de participación y el día 18 de junio anunciaremos el ganador. Suerte!

A continuación os dejo la entrevista que la compi Irongirl le ha hecho a Phil, cantante y guitarrista de la banda.

*Contadnos un poco sobre vuestra manera de componer. ¿Trabajáis juntos o por separado? ¿Qué nace primero, la letra o la música?

¡Hola Alex! Pues la verdad es que solemos componer los riffs por separado y después llegamos al local y los ponemos en común. A veces uno está inspirado y hace una canción completa él mismo, pero es raro que luego no se retoque entre todos.

En cuanto a qué nace primero: Normalmente, la música, pero muchas veces es “a la vez”, sobre todo en las que compongo yo. Lo que siempre intento es que la música y la letra vayan de la mano, que la letra sea acorde a la sensación que da la música. También procuro no repetir temáticas.

*¿Hay algún tema vuestro al que tenéis un cariño especial? ¿Y cuál suele ser el más pedido por el público?

Personalmente, me encanta The Great Western Oligarchy, por lo variada que es y lo divertido que se hace tocarla. En general, cuanto más complejas son las canciones, más nos gusta interpretarlas en directo. Theory of Nothing y Destroyers también son algunas favoritas de los cuatro.

En cuanto al público, creo que un concierto de Soldier tienen que sonar siempre Between Two Masters, Revolt, Christoholic o Corruped. Son las que más pide la gente, en general, pero siempre luego te sorprende alguien al final diciéndote “¿por qué no tocasteis esta?”. ¡Parece que es imposible contentar a todos [risas]!

*¿Qué tal fue el rodaje de vuestro videoclip?

Pues la verdad es que fenomenal. Titi Muñoz es un productor como la copa de un pino, muy profesional, y hace vídeos para muchas bandas de aquí (incluida la suya, Posession). Hoy día podría decirse que toda banda asturiana que se precie tiene un vídeo hecho por él [risas].

También nos ayudaron muchos amigos a grabarlo (incluyendo a Larry Runner de Diario de un Metalhead, que como sabes es el protagonista del vídeo). En general fue una gran experiencia que seguro que repetiremos en el siguiente disco.

* Breogán Álvarez recibió el premio AMAS a la mejor portada de The Great Western Oligarchy. (Enhorabuena, es una portada realmente fantástica) ¿Habéis podido participar en el proceso de su creación? ¿Os dio algún problema una portada tan explícita?

Breogán es amigo nuestro desde hace mucho tiempo, y es un artista muy acostumbrado a trabajar con otra gente. Es como que tiene un sexto sentido para saber exactamente lo que quieres. La idea de hacer un cuadro de la última cena con políticos la tuvo Dani, nuestro guitarra solista, pero luego se la comentamos a él y lo pilló muy rápido.

Y claro, por supuesto que pensamos que podría darnos problemas. De hecho, hay una versión anterior de la portada que nunca salió a la luz, ya que varios amigos abogados nos recomendaron cambiarla porque “podríais meteros en un problema serio”.

Digamos que la portada actual está en el límite de lo legal, y eso basta. Aún podría causarnos algún problema, pero al final esto es un desafío. Es más: Yo lo veo casi como nuestro deber: Hay que empujar esos límites para romperlos. Hace 600 años se empezó a pintar a gente desnuda. Al principio se persiguió, pero al final hasta el Papa mandó pintar gente en pelotas en sus basílicas.

Tumbar los límites de la tecnología es cosa del científico. Tumbar los de la sociedad es cosa del músico, del pintor, del escritor, del cómico…

*Habéis compartido el escenario con grandes bandas. ¿Hay alguna con la que habéis disfrutado de una manera especial?

En general, todos los conciertos con grandes bandas son geniales porque hay buen ambiente, mucha gente, buen sonido, luces…

Pero bueno, lo realmente agradable es coincidir con bandas varias veces (sean o no grandes) y tocar con ellas en muchos sitios. Se va creando un colegueo agradable. Aparte de tocar conciertos, que es lo que realmente le gusta a uno, el colegueo con otras bandas y reencontrarse con gente de aquí y de allá son de las mejores experiencias que se viven en esto.

*El 10 de junio podremos veros en Sala King Kong en Zaragoza. ¿Qué planes tenéis para el resto del verano?

¡Pues la verdad es que muchos! Al día siguiente, el 11, estaremos en Barcelona, después en la feria Metrópoli de Gijón, después directos al Resu, el Tasugo Rock de Selaya y el Vagos Open Air de Portugal.

Están cerrándose más fechas aún, pero no podemos deciros más, de momento. Pero vaya, ¡el verano va a estar movido!

Comentarios

  1. Pues ya sabes, mail a sorteospozadelmeh@gmail.com y el disco entero puede ser tuyo a lo gratis ;)

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. No lo dudo, será una gran noche :) Estoy contando horas!

      Eliminar

Publicar un comentario

Twitter