Reseña: Neura - Escombros del Imperio.

Hoy tenemos un debut de esos que molan, chavales. Desde San Sebastián nos ha llegado el primer trabajo de Neura, una banda que se estrena en formato larga duración despotricando contra todo sin remordimientos. El disco se puede definir rápidamente como un trabajo que conjunta un grueso y contundente Groove Metal con una actitud influenciada por el Hardcore más protestón. Ellos mismos lo definen como (y perdón por el copy-paste, pero creo que no hay definición mejor): "gritos de rabia hacia un mundo y una sociedad que se va a la mierda sin que a nadie parezca importarle demasiado". Y sí, este Escombros del Imperio se caracteriza por eso, gritos en forma de riffs y ritmos contundentes que alzan el puño en alto (copy-paste del estribillo del primer tema, hoy lo bordo) y muestran a una banda tratando de abrirnos los ojos a los quejicas del Facebook. 

Pero no os vayáis a pensar que es el mítico disco del rollo grabado sobre vasos de calimocho, amigos. Neura han sabido cuidar y mimar su material para que suene lo contundente que tiene que sonar y con una coherencia necesaria a la hora de transmitir un mensaje. El trabajo de los tres músicos se plasma en nueve temas potentes, con aires muy americanos en sus instrumentos y una voz que escupe mala baba en cada verso. El disco ha sido grabado en los estudios de Álvaro Remacha Vecino en Andoain y la portada y los diseños son de Darío M. Gil Vara / 404 Informatika (Hernani).

Una vez te adentras en el disco te encuentras un conjunto de temas que no se andan con mierdas, tronco, van directos al grano. Esta sociedad es una mierda y quiero dejártelo claro desde el primer puto riff. Abismo aplasta con un conjunto guitarra-bajo grueso como El Libro Gordo de Petete, colega, mientras que Somos Bestias tira por derroteros más de Nu Metal, sobre todo en su parte central, y Di La Verdad, de mis cortes favoritos del disco, destaca por un muy buen trabajo de la guitarra y una letra, a su manera, pegadiza. No hay mucho tiempo para pararse a comentar los temas, Neura han montado un trabajo que es directo y certero, aunque cada corte es de su padre y de su madre, como No Hay Recuerdos, que varía bien los ritmos que lo constituyen y busca diferenciarse de sus compañeros.


Consolatio, por su parte, cambia totalmente el registro del disco, sorprendiendo al oyente. Se muestra como un tema que va entrando poco a poco y deja claro que Neura no solo son unos cafres enfuruñados, claro que al poco rato el tema coge fuerza y manda la moñería a tomar por culo. Es un buen tema, de diferente elaboración que el resto y moviéndose más como un medio tiempo, sin obviar algunas variaciones de ritmo que se suceden a medida que avanza. A partir de ahí, el disco retoma la vena cafre con La Manada, Desaparece y Humo Y Espejos, que la lleva al extremo con un brillante juego de riffs. El disco se cierra con Abre Los Ojos, uno de sus cortes más contundentes y de los que más me han molado del mismo, así que me deja con buen saborcete de boca.

Total, un entretenido disco de Neura, que construyen los cimientos de su futura carrera con un debut interesante. Si te apetece pasar por cuarenta minutos de Metal potente, con mucha influencia del Groove americano, estos gipuzkoanos son tu banda. El disco muestra a una formación ambiciosa, con ganas de transmitir unos ideales muy claros y haciéndolo con un sonido acorde a ello. Tampoco se cierran a jugar con otros registros, dando cierta variedad a su propuesta con temas como Consolatio, que ayudan a hacer aún más disfrutable este Escombros del Imperio. Un buen trabajo, sin duda.

Comentarios

Twitter