Crónica: Iberian Warriors Metal Fest, Zaragoza (parte I)


Después de varios meses de larga espera llegó el día 23 de septiembre y los amantes de black, death, folk, viking y pagan metal se vestían de gala para acudir a la segunda edición del Iberian Warriors Metal Fest. Esta vez nos esperaban dos días de festival, diez bandas por ver y muchas horas de fiesta. Como siempre, intentaré trasmitiros el ambiente que reinaba en Centro Cívico Delicias y contar lo que pasaba en el escenario y fuera de él.




Para servidora la tarde empezaba de una manera inmejorable: me tocó el honor de ser la traductora y acompañante de los músicos de Hecate Enthroned. Pasamos una gran tarde en la cafetería del recinto mientras comíamos, hablando y riendo hasta que llegó la hora de montar el puesto de merchan (el grupo) y posicionarse delante del escenario (yo).



La tarea nada fácil de abrir el festival tocó a buenos conocidos de este bloguete, la banda de viking death metal, Immorgon. Nos ofrecieron un concierto muy sobrio y quizás algo estático, pero muy bien ejecutado, demostrando que no hace falta correr por el escenario para atraer la atención del público. Se notaba que el grupo tiene un buen puñado de fans quienes no paraban de animar a los vikingos catalanes desde las primeras filas, bailoteando y saltando con mucha energía. Los temas de Immorgon dan mucho protagonismo a las guitarras, pero con momentos de caña burra en la batería y combinando con mucho acierto ambiente denso y oscuro con pasajes más melódicos y suaves, con toques de folk metal incluidos. Me ha gustado el look de los chicos, sencillo y muy guerrero, haciendo un conjunto perfecto con sus caras serias y concentradas. Han dejado la sala bastante llena y con muy buen rollo entre los asistentes. Se notaba que vamos a pasar una gran noche

Setlist:  Svartheme/Tempest/Einherjar/Waldgeist!The Everchosen/God Of Blood/Eternal Viking/Treacherous Gods



En segundo lugar actuaban los Celtibeerian, también amigos de nuestro blog. Mientras se efectuaban los ajustes técnicos, Patri, la violinista se ocupó de decorar el escenario con hojas en todos los tonos de dorado, marrón y verde. Parecía que nos hemos trasladado a un bosque mágico. Con una nueva guitarrista, María, en sus filas, el grupo nos ofreció una gran fiesta llena de melodías folk, alegría y buen rollo. Interactuando mucho con el público, bromeando y de vez en cuando pegando un trago a la cervecita, Gus hacía de maestro de ceremonia cual un diablillo travieso. Dividió el público en dos partes y nos invitó a una competición de canto, la cual según sus planes debería haber acabado en una batalla, pero ante su asombro (“Ha sido la primera wall of death en mi vida sin ninguna hostia”) nadie tenía ganas de empujones. Es que con tan buen rollo nos cuadraba más el lema “Make peace, not wall” ;-) Mucho mayor aceptación tuvo la invitación para animar a David a quitarse el chaleco, el cual entre risas y aplausos finalmente acabó en el suelo. Nos lo pasamos pipa con el grupo y a mí personalmente el concierto se me hizo corto, aunque no paré de bailotear ni un segundo. Antes de bajar del escenario Patri nos invitó a acercarnos al puesto de merchan, donde los Celtibeerian ofrecían chuches gratis (me encantan los truquillos del gran David Sobrino) y más de uno aceptó la invitación ya que alrededor de la mesa se ha congregado un buen puñado de gente (espero que no sólo para comer golosinas ;-). Fantástico el show de los manchegos, clase magistral de cómo montar una buena fiesta y ganarse el público a base de simpatía, sencillez y buena música. 
Setlist: Intro/Keltorevolution/Unbury The Horn/Praise To The Vineyards/Fields Of Celtiberia/Under Lug’s Sight/Kladimoi (Swords)/AnDro/Win Another Battle/The Path/The Booze Song.



 


Después de unos minutos de ajustes técnicos al escenario salieron los Lux Divina y el ambiente cambió por completo, llenándose de oscuridad y los profundos sonidos de black metal. El grupo volvía a Zaragoza después de una larga pausa de 10 años y se notaba que es una visita muy esperada. Tocaron ante un numeroso grupo de fans compuesto por los lugareños y sus fieles seguidores que se desplazaron a Zaragoza desde la Ciudad Condal. Personalmente me costó unos minutos adaptarme a este cambio tan brusco de estilo después de la alegría que vivimos hace unos momentos, pero es lo que tienen los festivales y me alegro de que haya variedad. A partir del segundo tema ya estuve metida de lleno en el ambiente, hipnotizada por la voz de Norax, a ratos profunda y tranquila, a ratos desgarradora. Lux Divina a través de sus canciones nos llevaron al mundo de misticismo y poderosas fuerzas de la naturaleza. Una actuación muy recomendable, sobre todo si os ponéis a profundizar en las letras de los temas. Perfecta introducción a la música del grupo que actuaba después.
Setlist: After Green Pain/Groundwaters/Fagus Silvatica/White Polar/Saturnum In Aquario Ascendentum/The Oceans Are Bewitched/Forgotten Divinity




Llegó turno de los británicos Hecate Enthroned y de adentrarse aún más en la oscuridad llena de demonios, brujas, magia negra y muerte, guiados por su blackened death metal. Es un grupo de estos que o se ama o se odia, es difícil encontrar el término medio y a mí personalmente me ocurre lo primero. Resulta casi imposible describir este tipo de actuaciones, como dije algunas veces en mis crónicas, es el tipo de música que cada uno siente y vive a su manera, es difícil ser objetivo ahí. El grupo dio un show inolvidable delante un público muy entregado y disfrutando a lo grande. Increíble la capacidad vocal de Joe, pasando de gritos agudos a guturales como si no fuera nada difícil. Pudimos ver a Dylan, Nigel y Andy dándolo todo en el bajo y las guitarras y a Gareth machacando los parches como si no hubiera mañana. Esta gente lleva más de 20 años en los escenarios y aunque el grupo pasó por varios cambios en la formación, se nota la enorme madurez y capacidad de transmitir emociones. El ambiente que crean durante los conciertos no permite interactuar demasiado con el público para no romper el encanto, pero los Hecate Enthroned se muestran tan simpáticos y cercanos fuera de escenario que la conexión con los fans está presente sin necesidad de intercambiar ni una palabra. Se les quiere de verdad y había personas viendo el concierto con lágrimas en los ojos. Durante la actuación hubo algunos problemas, creo que pasaba algo con la batería, pero gracias a la rápida intervención de los técnicos de sonido el incidente se resolvió de inmediato y el show continuaba sin más interrupciones. Por cierto, fenomenal el sonido durante todas las actuaciones (y no es nada fácil lograrlo en el CC Delicias). A los ingleses se les vio muy cómodos en el escenario y creo que disfrutaron tanto (o casi) como nosotros debajo de él. Espero volver a ver pronto a esta gran banda, me quedé con ganas de más.

Setlist: Beneath A Twilight December/The Slaughter Of Innocence, A Requiem For The Mighty/Abyssal March/The Crimson  Thorns (My Immortal Dreams)/Silenced But For Their Cries/Upon The Kingdom Throne/Dark Requiems And Unsilent Massacre/Throught Spellbinding Branches (Deepest Witchcraft)/Templess/Unchained/Plagued By Black Death/As Fire/An Ode For A Haunted Wood/ The Pagan Sword Of Legend







Y como guinda del pastel subieron al escenario los feroeses,Tyr. Desbordando simpatía desde los primeros minutos nos ofrecieron un show perfecto por su parte, aunque por desgracia no del todo libre de problemas técnicos. Pero estas cosas pasan y no es motivo para despreciar el gran trabajo que se hizo para que podamos disfrutar de muy buen sonido durante casi todo el día. Digo “casi” porque los últimos temas de Tyr no sonaron del todo bien y los bises tuvieron que tocar con el “bajo mágico” como nos dijo, riendo, Gunnar. Parecía un niño cachondeándose de un bajo que no sonaba, corriendo por el escenario para enseñar la guitarra a sus compañeros y al público, trasmitiendo muy buen rollo y haciéndonos reír a todos. Así da gusto y los problemas se quedan en una anécdota.

El concierto fue un despliegue de profesionalidad y buen ambiente. El grupo estuvo todo el rato interactuando con el público y explicando las letras de las canciones que cantan en su idioma nativo o en danés. De este modo asistimos a una clase de historia, mitología y lengua a la vez. La maestría vocal de los componentes de grupo es acojonante, los potentes coros ponen los pelos de punta y provocan escalofríos. Más que uno se quedó boquiabierto, porque una cosa es escuchar esta maravilla en un CD y otra, totalmente distinta, verlo en directo. ¡Los Tyr no fallan ni una nota, su actuación es impresionante! Entre el público reinaba el ambiente festivo, no cesaban los bailoteos, saltos y gritos. Entre otros, pude ver al “gran jefazo” Gonzalo Battle, habitualmente muy serio y distante, disfrutando como nunca, brincando y cantando. Daba gusto, amigos, ver el ambiente y formar parte de lo que pasaba en la sala. En total, 18 temazos nos regalaron los vikingos durante un show espectacular e inolvidable.
Setlist: Gandkvaedi Tróndar/Sinklars Vísa/By The Sword In My Hand/Hold The Heathen Hammer High/Blood Of Heroes/ Grindavísan/The Lay Of Thrym/Regin Smidur/Ramund Hin Unge/Turid Torkilsdóttir/Lady Of The Slain/Tróndur Í Gotu/Wings Of Time/Mare Of My Night/Hail To The Hammer/By The Light Of The Northern Star/Hall Of Freedom/Shadow Of The Swastika



 

Así terminaba el primer día del festival. Nos fuimos a casa cansados pero muy contentos, con muchos recuerdos que atesorar y muchas anécdotas que contar. Mañana nos esperaba otro día lleno de emociones y buena música.

Para finalizar quiero hablaros de un descubrimiento que hice entre los puestos de merchan. Hubo uno de una empresa artesana: Troll Martellet, que me llamó muchísimo la atención. Me encantó sobre todo la bisutería, pero como podéis ver en la foto, tienen todo lo que cada vikingo que se precie debe poseer ;-) Hay tienda online con muchos artículos más y os recomiendo echar un vistazo a su página de Facebook, por ejemplo.







Comentarios

Twitter