Crónica: Graspop 2016 by Noche de Frikis

La cosa comenzó...



      Un día de marzo de 2016 tuve conciencia física y real de que tenía vacaciones en Junio. Nada de Julio ni Agosto, por lo que tanto Rock Fest en Barcelona como el Leyendas del Rock en Villena quedaban fuera del radio de acción de este humilde tinerfeño. Pero he aquí que por azares de la vida recordé que una conocida, fotógrafa de esto que es el mundillo del metal, había comentado algo de un festival metalero en tierras belgas así que le pregunté como quién no quiere la cosa que qué tal estaba eso del Graspop. Un par de lineas a través del messenger y ya me había convencido de que la cosa merecía la pena.



       Un poco de indagación en la web del festival y ya tenía varios datos valiosos con los que llevar a cabo mis planes de conquista metálica. El siguiente paso fue contactar con otro amigo tinerfeño y proponerle el plan en cuestión. La conversación transcurrió tal que así:
-oye, se me está ocurriendo una locura-
-dime-
-¿Qué tal te suena Black Sabbath, Iron Maiden, Megadeth, Moonspell, Overkill y Volbeat entre otros?-
El resto de la conversación no tiene mayor transcendencia excepto la palabra clave del amigo en cuestión: -"Mándale"-


     Y he aquí que tres días más tarde ya lo teníamos todo atado y rematado.

Tal rapidez no es solo fruto de que uno sea un tiquismiquis de los preparativos sino de que la web del Graspop Metal Meeting te ofrece toda la información necesaria para tener un viaje plácido y sin preocupaciones en el que todo este perfectamente claro.

Punto extra para el Graspop. Máxima claridad y transparencia y, por qué no decirlo, los belgas se lo montan de puta madre a la hora de organizar esto del Graspop con ayuda estatal (aprende Spain).

Queridos lectores, si para mi ha sido sencillo el viajar desde Tenerife a Bélgica ya no quiero deciros lo rematadamente fácil que es viajar y llegar al Graspop desde tierras peninsulares.

Os comento por encima como se lo tienen organizado.


Para empezar está el tema vuelos. Nada que temer. El festival es en pleno mes de Junio por lo que los precios de los billetes de avión no son de escándalo y podéis viajar la mar de barato. Podéis elegir aeropuertos varios aunque uno de los más fáciles y con mejor conexión es el de Bruselas.
Desde dicho aeropuerto podéis optar por alquilar coche o tomar el tren en la propia estación del aeropuerto. Esto último es lo que hicimos nosotros y nos supuso un coste de 10€ por persona para un trayecto de más de hora y veinte, vamos, lo que se dice una ganga, gracias a los acuerdos de Graspop con la compañía de ferrocarriles. Como estación de destino debéis elegir la localidad de Mol.
Desde dicha estación el Graspop os pone un servicio de transfer estación-festival cada 15 minutos durante todo los días del festival y en ambas direcciones, cosa que viene la mar de bien a la hora de acumular provisiones en caso de acampar en el lugar.

Una vez tomado dicho transfer nos llevará unos 10 minutos llegar a las inmediaciones del festival, al que llegaremos tras caminar otros 5 minutos.


En cuanto a la entrada en cuestión este 2016 costaba 190€ para los 3 días más el jueves con tres shows extra. El coste del festival es una nimiedad si tenemos en cuenta que ofrece entre otras cosas dos cabezas de cartel por día además de las otras 80 bandas a las que puedes tener acceso.
Graspop ofrece una gran variedad de alojamientos para los interesados. Están las cabañas (Festihuts) en el metal Town, los hoteles cercanos, los bungalows en zonas de camping cercanas, la zona de acampada y por último las tiendas de campaña tanto propias como del festival. Esta última modalidad es la que elegimos nosotros con tal de no andar cargando con tienda. Ademas dentro de esta modalidad existía el modo Deluxe, en el que dichas tiendas venían con sacos, almohadas y toallas del festival y que te llevas a casa al finalizar el festival. Dicho y hecho, ahora tengo un saco, una almohada ( que es un cojín 60x60 de Graspop) y una toalla la mar de molona para llevar a la playa. Los precios no son muy escandalosos para lo que suele ser y una tienda Deluxe para 2 personas cuesta 240€. No está nada mal teniendo en cuenta que nos vamos a llevar a casa una almohada, un saco valorado en 15€ y una toalla valorada en 20€ por cabeza y dicho precio es de jueves a domingo incluido.


 Ahora una tanda de consejos rápidos para el futuro festivalero:

No, no es buena idea llevar maletas trolley. Si, de esas de rueditas y tal. No se en qué estáis pensando pero dichas maletas no son lo más ideal para transitar por terreno cenagoso. Yo seré novato en festivales pero no en acampadas y no me creía la de gente que llegaba con dicho tipo de maleta y, para más desgracia del viajero, encima las de tamaño XXXXXXXL. La de risas que me he echado viendo como hacían para manejar dicho muerto en el recinto.

Calzado. Llevar de repuesto y, a ser posible un calzado de trekking, si es impermeable mucho mejor. Siempre será recomendable a las botas de agua que no transpiran nada, y es que nuestro amiga la madre naturaleza tiene predilección por refrescarnos cada cierto tiempo cosa que el terreno aprovecha para convertirse en barrizal de campeonato.


Vestimenta. Lo de las pintas está muy bien pero esto es un festival y dura un porrón de horas y días. Mejor estar cómodo y confortable que asándote en pleno día bajo capas de cuero.
Recomendable llevar una riñonera o pantalones cargo, ya sean largos o cortos. Recordad que si vais de acampada es buena idea no dejar cosas de valor en las tiendas así que toca ir cargando con gran parte de los pertrechos de uso habitual para lo cual su gran cantidad de bolsillos vienen de miedo.


¿Y qué tal el recinto del Graspop?

            Pues muy bien preparado, la verdad. La zona de acampada vale que se volvió un barrizal en sus zonas transitadas pero había suficiente espacio para todas las tiendas y baños y duchas cada 100 metros. Duchas y baños que estaban constantemente siendo revisados y en los que no se daban grandes aglomeraciones. Además el agua de los grifos era potable.

Ya dentro del propio festi te encontrarás con 5 escenarios, los dos principales al aire libre, dos cubiertos y un tercero nuevamente al aire libre. Nuevamente baños y aseos cada x pasos, la noria de turno, coches de esmoche, y muchos, muchos puntos para comer y beber, por no decir que todo el recinto está rodeado por ellos. No olvidaré comentar que el sonido es de campeonato. Algunos dicen que este año cargaron las tintas en los graves pero eso para mi depende del grupo en cuestión y en mi opinión personal todos los conciertos que pude presenciar sonaron a gloria bendita. Si tenéis problemas de oído se encargan de ir repartiendo tapones a todo el que los necesite.

En cuanto al consumo interno Graspop funciona con su moneda propia, los tokens. En esta edición el token estaba a 2,85€. Por 1 token puedes comprar una cerveza o un Fricadel ( una salchicha frita)...yo todavía sueño con los Fricadeles del carajo...

En la zona de acampada está permitido el libre consumo siempre que no sean envases de cristal.

EL PERIPLO:

JUEVES

Recapitulando diremos que despegamos de Tenerife a las 7:20 de la mañana del jueves y acabamos saliendo de la tienda de campaña a las 22:30 de la noche del mismo día con unas ansías tremendas de adentrarnos en territorio peludo. A esas horas del jueves, primer día "entre comillas" del festival pudimos llegar con el tiempo suficiente para ver los ultimos momentos de Primal Fear en escena tocando when death comes Knocking, Chainbreaker y Metal is forever y luego asistir al concierto de 2 horas que se marcó Udo con sus "Dirkschneider" repasando su carrera con Accept.

El teutón estuvo bastante entregado al igual que sus músicos y nos dio un repaso tocando Starlight, living for tonite, Flash Rockin´Man, London Leatherboys, Midnight Mover, Breaker, Head Over Heels, Restless and Wild, Son of a Bitch, Up to the Limit, Midnight Highway, Screaming for a Love-Bite, Monsterman, T.V. War, Losers and Winners y cerrando por todo lo alto con Metal Heart, I´m a Rebel, Fast as a Shark, Balls to the Wall y Burning, lo que dio pie a usar toda la parafernaria pirotécnica que se podía usar dentro del recinto del Marquee.  Buena impresión para empezar el festival pero tocaba ir a descansar tras un largo día a fin de coger fuerzas ante lo que parecía un día todavía más largo.


La noche transcurrió bastante tranquila a excepción de que cuando amanece en Bélgica, sobre las 5 de la mañana, hace un frío de tres pares de narices. Dormir abrigado es importante en estos lares, recordadlo, así que aunque estéis bien calentitos a la hora de ir a dormir pensad que más tarde el invierno se acercará a las puertas de vuestra tienda por lo que es acertado tomar ciertas precauciones a fin de no acabar pareciendo capullos en crisálidas dentro de vuestros sacos.

VIERNES

Desde las 11 de la mañana del viernes había conciertos en Graspop pero esto trata de saber dosificarse así que hay que intentar reservarse para los shows que interesan. Dicho y hecho obviamos que podíamos ver a Firewind, Soilwork, Monuments, Grand Magus o The Winery Dogs y cogimos el bus a Mol para aprovisionarnos un poco y pasar la mañana tomando alguna Leffe a buen precio en alguna terrazita belga con un recién conocido amigo Gran Canario. Al regresar tuvimos tiempo de pasarnos por la avenida del Merchandising...Ropa había amigos...y muchas otras cosas pero no creo haber visto tanto cd,dvd y vinilo heavy junto en toda mi vida. Madre mía todo lo que había en esa zona...y encima a precios de escándalo!!! Si eres coleccionista o recolector de cd´s mejor no pases porque no te va a caber en el equipaje....


A eso de las 14:45 nos volvimos a presentar en Graspop a tiempo para ver a Fleshgod Apocalypse dar un sobrio show en el que tocaron Marche Royale, In Aeternum, Gravity, Pathfinder, Cold as Perfection, The Violation, Epilogue, The Fool y The Forsaking. Luego saltamos de escenario para ir al Metal Dome a ver a los Virgin Steele. Dos canciones (Dust from the Burning y Queen of the Dead)  fueron suficientes para ver que aquello era patético y que David DeFeis, aparte de cantar para sus músicos, solo saber dar gritos.


De regreso hicimos una breve parada en la zona del escenario Jupiter para ver como los Atreyu volvían locos a todos los allí presentes. Vamos, una locura en plena efervescencia con pogos y crowdsurfing por doquier y en donde el propio cantante se atrevió a meterse para casi no salir vivo. Yo personalmente me prometí no volver a pisar este escenario muy orientado al metalcore...


Nuevo salto y nos plantamos en el Marquee para ver a Arcturus y la actuación de su alucinado cantante, al cual le deparo grandes éxitos en la hora chanante. Interesante como mínimo y con ganas de escuchar más de esta gente tras ver como tocaban Evacuation code Deciphered, Crashland, Shipwrecked Frontier Pioneer, Painting My Horror, The Chaos Path, to Thou Who Dwellest in the Night, Game Over y Angst.


Tocaba hacer un pequeño break, saludar a una amiga y esperar a la siguiente actuación del Marquee: los Moonspell que basaron su set list en su disco Irreligious tocando Opium, Awake!, For a Taste of Eternity, Ruin & Misery, A Poisoned Gift, Subversion, Raven Claws, Mephisto, Herr Spiegelmann, y Full Moon Madness. Un show distinto a los acostumbrados, vamos, y con la colaboración en escena de Mariangela Demurtas, cantante de Tristania.


Iba siendo hora de tomar un refrigerio en forma de cervecita bien fresquita y una fricandel para hacer acopio de fuerzas.

Respecto al clima, las anunciadas lluvias no hacían acto de presencia y solo había caído alguna breve llovizna así que la anunciada tormenta no había hecho acto de presencia.


Sobre las 19:30 ya estabamos posicionados en el escenario 1 para ver al amigo Mustaine y sus Megadeth presentar su nuevo trabajo, Dystopia. El show fue muy bueno y con un sonido estupendo llegando el propio Mustaine a sonar como hacía mucho que no lo hacía cantando. Se le nota contento y en conocimiento de que esta vez anda presentando un trabajo ganador. El concierto no tuvo desperdicio agasajando al respetable con Hangar 18, The Threat is Real, Tornado of Souls, Post American World, sweating Bullets, She-wolf, Fatal Illusion, Trust, Symphony of Destruction, Dystopia, Peace Sells y Holy Wars...The Punishment Due. Corto no se hizo, sino lo siguiente.

Sin casi tiempo aparecían por el escenario 2 los Amon Amarth y su impresionante escenario para dar estopa vikinga con The Pursuit of Vikings, As Loke Falls, First Kill, Cry of the Black Birds, At Dawn´s First Light, Death in Fire, Deceiver of The Gods, Father of the Wolf, Destroyer of the Universe, Runes to My Memory, War of the Gods y como bises Raise your Horns, Guardians of Asgaard y Twilight of the Thunder God.


Dos horas de pura tralla llevábamos ya cuando los Black Sabbath salieron a escena puntualmente. Si creía que dicho concierto iba a ser más pausado estaba completamente equivocado. Había ansiedad por ver a Ozzy, Iommi y Geezer y los apretujones y empujones empezaron a ser preocupantes. Qué ingenuidad la mía que pensaba que seriamos todos gente legendaria viendo sosegadamente un buen concierto...nada más lejos de la realidad. Muy molesto por esta actitud que no volví a padecer en todo el festival pero que aquí brilló en todo su esplendor.  Aún así pudimos disfrutar relativamente cerca ( empecé en la cuarta fila pero me desplacé hacía detrás para tener mejor visual) del show de los de Birminghan.


Apunte personal en este punto: En Bélgica hay muchos faros del metal. Es decir, hay gente bastante alta, por lo que si encima tienes poco espacio en el que maniobrar si te tocan delante ya puedes estar en segunda fila que no vas a ver una mierda. A partir de ese momento me posicioné en los siguientes shows buscando a la victima más débil: las mujeres. No me malinterpretéis, es que eran las más bajitas, y así si se puede ver bien un show. Otros puntos estratégicos son la ansiada primera o segunda fila o los extremos centrales que dan al pasillo central entre los escenarios. Desde ahí consigues buena visión y ángulo para ver ambos escenarios y sus actuaciones.

Retomando a los Sabbath, tal y como vienen haciendo ofrecieron un concierto más que correcto en el que no vi a Ozzy tan viejuno como aparenta en muchos videos ni desafinando tanto. Para su "The End" en Graspop tocaron Black Sabbath, Fairies Wear Boots, After Forever, Into the Void, Snowblind, War Pigs, Behind the Wall of Sleep, N.I.B., Hand of Doom, Rat Salad con un amplio y glorioso solo de batería de por medio, Iron Man, Dirty Women, Children of the Grave y la obligada Paranoid.

Una vez finiquitados los Sabbath hubo que tomar una decisión drástica: en el escenario 2 tocaba King Diamond a continuación pero entre el enorme dolor de pies que estaba sufriendo debido a andar estrenando calzado por eso del barro y que nunca me ha gustado el King hicieron que pusiéramos pies en polvorosa rumbo a un saco de dormir que se dibujaba en el horizonte como el valhalla de los pies descalzos.

SÁBADO

La mañana del sábado amaneció con otra tanda de lluvia que no contribuyó más de lo que estaba a ampliar los embarrados caminos así que la cosa no fue a más.


Nuevamente con la intención de racionar nuestras fuerzas para ver la mayor cantidad de shows con la mayor salud posible dedicamos la mañana a hacer un poco de mini-turísmo cogiendo nuevamente el bus de Graspop pero esta vez a la muy cercana localidad de Dessel. Esta pequeña escapada nos privó de ver los shows de Municipal Waste, Halestorm, God Dethroned,Pennywise, o Skindred entre otros. Un pequeño pueblo donde conseguimos hacernos con unas tartaletas de fruta la mar de ricas y gigantescas por solo 1,90€... no se nos ocurrió una manera mejor de bajar dicho desayuno que tomando una leffe rubia bien fresquita...?¿será porqué eran ya las 11?

 Ya de vuelta al festival y con el tiempo empeorando a ratos pudimos disfrutar del final de actuación de Skillet con Comatose, Monster y Rebirthing para luego dividir fuerzas y caminos. El amiguete deseaba ver a los killswitch Engage y allá fue mientras que yo estaba más interesado por los Paradise Lost. Y dicho y hecho. En primera fila me gocé el concierto de los ingleses delante mismo del Sr. Greg Mackintosh quedando prendado nuevamente de su música en directo y del sentimiento que el menda muestra sacando notas de su guitarra. En el Marquee hicieron sonar: No hope in sight, Pity the Sadness, As I Die, Rapture, Faith divides Us- Death unites Us, Dead Emotion, Embers Fire, Return to the Sun, The Enemy y Beneath Broken Earth dejándome con ganas de mucho más y con muy buen sabor de boca.

No hubo acabado el show que salí corriendo en dirección al escenario 1 para poder ver a los Testament. Muy buena química con el público en lo que pude escuchar y que fue más o menos la mitad de su show. El mismo estuvo compuesto por Over the Wall, Rise Up, The Preacher, Practice What you Preach, Into the Pit, D.N.R., 3 Days in Darkness y The Formation of Damnation.


Finiquitados los Testament solo eran las 17:40 y tocaba refrigerio en la Taberna de las Cervezas y descansar un poco. Realmente descansar no descansamos porque nuevamente volvimos a separar caminos para ir uno a ver Obituary mientras mi persona se quedaba en los alrededores del escenario 2 para ver a los Dropkick Murphys y su divertido y animado show de tintes irlandeses. Celebrando su 20 aniversario hicieron sonar The state of Massachussetts, Sunday Hardcore Matinee, Johnny, I Hardly Knew Ya, the Auld Triangle, Cruel, Prisoner´s song, Famous for Nothing, Citizen C.I.A, Sandlot, The Boys are Back, Rose Tatoo, Out of Our Heads, Going Out in Style y finalmente la archiconocida I´m Shipping Up to Boston y entretuvieron a la peña con muy buen rollo.


Ahora si, tocaba descansar. Y por descansar me refiero a descansar los pies. Mientras los Bullet For My Valentine tocaban en el escenario 1 y nosotros pasabamos de ellos sin mirar atrás nos dirigimos al Marquee para ver la actuación de Satyricon. Si, ya se que he dicho que iba a descansar y eso es lo que hicimos. El Marquee es un recinto enorme cerrado y a la sombra. En los aledaños de su entrada y en los laterales hay unos sitios magnificos donde la peña se dedicaba a dormir, descansar, charlar y cualquier cosa que se pudiera hacer a la sombra, y así estuvimos nosotros durante una hora con la banda sonora de Satyricon de fondo.


Ya recuperados y acercándose las 20:00 nos posicionamos en el escenario 2 para acudir a misa metálica con los Ghost. Una horita de show para disfrutar de la escenografía, actitud y música de esta banda en crecimiento exponencial. Desde luego al público lo tenían ganado y aprovecharon para obsequiarnos con Spirit, From the Pinnacle to the Pit, Ritual, Stand by Him, Devil Church, Cirice, Year Zero ( ya sabéis, la de Lucifer...Satanás!), He is, Absolution, Mummy Dust y Monstrance Clock.


            Ni 10 minutos tras acabar de excomulgarnos y nos adentramos todavía más en tierras paganas pues por el escenario 1 aparecían Slayer con toda su carga sónica. Desde luego son una apisonadora de metal contundente que no dejan cabeza con títere mientras encadenan uno tras de otro sus temas. Muestra de ello es que en su hora y cuarto de show desgranaron Repentless, Disciple, Postmortem, Hate Wordwide, War Ensemble, You Against you, Mandatory suicide, Fight Till Death, Dead Skin Mask, Born of fire, Seasons in the Abyss, south of Heaven, Raining blood, Black Magic y Angel of Death.


Una vez Slayer hubo terminado el cielo no pudo esperar más y comenzó a descargar una persistente llovizna que nos acompañó en las siguientes tres horas. Fue un momento ideal para estrenar el chubasquero made in Graspop adquirido esa misma mañana por 5€ y que fue mano de santo en el asunto.


Como mínimo es curioso el cambio de ambiente de pasar de los oscuros y tralleros Slayer a los melódicos Nightwish arropados por la angelical Floor Jansen como uno de los platos fuertes del día. Esta mujer es grande grande pero se ve que tiene un corazón que no le cabe en el pecho. Hora y media de enérgico show que comenzaba a las 22:35 plagado de pirotécnia, luz y color para acompañar los temas que la banda iba desgranando ante un público que ni sentía el aguacero que le estaba cayendo encima. Arrancaron con Shudder Before the Beautiful y siguieron con Yours is an Empty Hope, Storytime, Élan, Weak Fantasy, Sahara, Ever Dream, I Want My Tears Back, Nemo, Ghost Love Score y Last Ride of The Day. 11 temas que se me hicieron pocos dejándome con ganas de más.


Eran las 24 horas cuando el otro plato fuerte del día hacia aparición en el escenario 1. Volbeat y su rock de mil y una influencias. Una cosa me quedó clara. En vivo suenan atronadores y, sinceramente, tienen todas las papeletas para ser los próximos AC/DC llena estadios. Su actuación estuvo compuesta por The Devil´s Bleeding Crown, Heaven nor hell/A warrior´s call/I Only Want to be with You, guitar Gangsters & Cadillac blood, Sad Man´s tongue, Lola Montez, Hallelujah Goat, the Lonesome Rider, For Evigt, The Gates of Babylon, Dead but Rising, 16 Dollars, Goodbye Forever ( en referencia a los últimos y trágicos acontecimientos en Bruselas y Orlando), Fallen, Doc Holliday y como bises Still counting, Radio Girl, Seal the Deal y The Mirror and the Ripper. 18 temarracos para un show que transmitió muy buenas vibraciones de una banda que me sigue costando un poco en estudio pero que en escena consiguen plena comunión con el público.

Era la 1:30 de la madrugada cuando este que os escribe se retiró a su tienda-Valhalla satisfecho de haber sobrevivido a su segundo día de maratonianos shows y de haber aguantado los pies tras tantas horas de pie saltando y brincando.

DOMINGO

Se presentaba el Domingo con mejores expectativas en cuanto al tiempo que el Sábado. La noche había sido fría pero el día amanecía dejando ver algo del azul celeste. Buena señal para un día que, siendo el último del festival, tendría el honor de ver como estirábamos nuestras fuerzas sin miedo ya a tener que racionarlas para días posteriores.  

Una de las cosas que nos habían quedado claras el sábado es que el tema del transporte al pueblo estaba complicado. No por ir sino por volver, al concentrarse tanta gente queriendo coger los mismos buses la espera se podía convertir en desespero. No obstante si alguno se quiere aventurar solo está a 3 km de distancia eh...yo lo dejo caer para el valiente que quiera...
Recapitulando, decidimos salir del festi para plantarnos en sus mismas puertas y donde los vecinos avispados se tienen montados unos tenderetes de cuidado. No es raro ver las pocas casas que hay por la zona ofreciendo sus jardines para acampar, montando tenderetes en sus garajes o sacando carpas para ofrecer comida y bebida a todo el que lo solicite ( previo pago, of course). Pues tocó en una de esos desayunar para coger fuerzas.


A eso de las 12 estábamos en el escenario 2 para ver a los Delain enfrentarse a la dura tarea de empezar a calentar el día. No es que sean muy santo de mi devoción pero el show estuvo ajustado a lo que se pedía mientras tocaban Suckerpunch, Get the Devil Our of Me, Army of Dolls, Here Come the Vultures, Mother Machine, We are the Others, Don´t Let Go y Pristine.

Cervecita en mano seguimos apostados en el escenario 2 viendo como en el escenario 1 Sick of It All comenzaba a hacer de las suyas con su característico estilo punkarra y celebrando sus 30 años de existencia ( la verdad es que fue un festival con muchos aniversarios) . En solo 45 minutos cayeron Take the Night Off, Injustice System, Road Less Traveled, My Life, Death or Jail, Machete, Step Down, Uprising Nation, Braveheart, Scratch the Surface, DNC, World Full of Hate, Us vs. Them y Goatless. Un no parar vamos.


Y ahora sí, posicionados en primera fila estabamos preparados para ver a Overkill dando buena tralla. Abrieron con Armorist y siguieron con Rotten to the Core, Electric Rattlesnake, Hello From the Gutter, Hammerhead, Ironbound, Feel the Fire, Elimination y Fuck You mientras el Crowdsurfing hacía estragos por todos lados.  Un show que me dejó muy buen sabor de boca y en el que me pude hacer con una pua de D.D. Verni.

Eran casí las 15 horas y tocaba alimentar el cuerpo, no sin antes dar una vuelta por la zona de firmas y ver a los Powerwolf firmando y sin maquillar y a los Anthrax de cerquita. Nuevamente salimos del recinto para mitigar la fatiga alimenticia y volver a entrar, por lo que mientras tocaba Saxon y Tremonti el aquí presente se dedicó a conocer y sacarse unas fotos con los Overkill y subir a la noria para salir de dudas sobre las dimensiones draconianas de todo el complejo.


A las 18 horas ya estábamos nuevamente posicionados en el escenario 2 para lo que quedaba de jornada. Por dicho escenario hicieron acto de presencia los Powerwolf que, a mi personalmente, me dejaron bastante frios y a cuyo cantante le salió algún que otro gorgorito...  Su set list estuvo compuesto por: Blessed & Possessed, Coleus Sanctus, Amen & Attack, Army of the Night, Armata Strigoi, Resurrection by Erection, Werewolves of Armenia, We Drink Your Blood ( tema que era ideal para hacer saltar al respetable pero que ni aún así) y Lupus Dei.

 
El amargo sabor de boca se nos pasó enseguida pues por el escenario 1 salían ya los Anthrax presentando su último y controvertido trabajo pero que en directo siguen funcionando perfectamente. Belladona estaba en plan jolgorio y pasándolo en grande mientras tocaban You Gotta Believe, Got the time, Caught in a Mosh, Fight´Em til you Can´t, Evil Twin, Antisocial, Breathing Lightning y por último Indians y haciendo que todo el que allí se hallaba acabara haciendo su particular "War dance" para demostrarles que lo estaban pasando en grande mientras les daba el sol de frente. Si, he dicho sol, aunque parezca mentira, ahí estaba. 


De la izquierda pasábamos a la derecha y nos comíamos otro buen show esta vez por parte de Trivium que, gusten más o menos saben como arengar al público y retarlos a pasarlo en grande.
En sus 50 minutos cayeron Strife, Rain, Watch the World Burn, The Deceived, Dead And Gone, Down from the Sky, Until the World Goes Cold, Pull harder on the Strings of your Martyr y para finalizar una In Waves donde consiguieron una maravillosa química con el público presente.

Solo 15 minutos tuvimos para recuperar fuerzas antes de que el plato principal del día nos diera en todas las narices.
Escenario 1. Señoras y Señores, ante Uds. Iron Maiden.


Y ya lo creo que había ganas de ver a la dama de hierro. En mi caso desde 2007 que no tenía la oportunidad habiéndome perdido algunas giras bien sabrosas de por medio.

¿Qué decir en esta ocasión? Pues que los Maiden tienen bajo llave el secreto de la eterna vitalidad. Magníficos estuvieron de principio a fin con un Dickinson que no paró de correr y saltar de aquí para allá y que estuvo bastante jocoso haciendo continuas bromas y haciendo ver que lo estaba pasando la mar de bien, incluso acompañado de un pequeño mono de peluche con el que tuvo sus particulares momentos. En cuanto a voz quién diría que ha salido de un cáncer el señor que teníamos delante cantanto con un timbre y una potencia envidiables. No se quedaba atrás el cristalino sonido con el que los Maiden iban desgranando su set list ni las mil y una cabriolas malabarísticas que Janick Gers ofrecía con su guitarra -soy de la opinión de que este señor no toca la guitarra durante los conciertos- mientras hacía estiramientos varios cada vez que se le entumecía la pierna.


Sorpresas en el set list no hubo ninguna comenzando con dos piezas de su Book of souls: If Eternity Should Fail y Speed of Light con lo que fueron calentando al público allí congregado, luego vino Children of the Damned para regocijo de muchos y a continuación Tears of a Clown, con la consiguiente dedicatoria a Robin Williams. The Red and the Black con sus 10 minutos sonó de muerte y la parte final con los continuos solos de guitarra tuvo una energía y sonido de primera.


Tocaba el turno para The Trooper seguida de Powerslave con lo que la contienda ya estaba ganada. Death of Glory y The Book of Souls caían a continuación y pasando en un suspiro de lo bien que lo estabamos pasando. Bastante gracioso para los que recordéis lo que pasó el año pasado con los pipas de Europe mientras Twisted Sister tocaba fue que en uno de estos silencios entre canciones se oyera la prueba de sonido de los pipas de Twisted Sister en el escenario vecino con la consiguiente cara de WTF! en plan buen rollo de Dickinson.


A partir de ese momento los Maiden ya solo tenían clásicos que ofrecer comenzando con Hallowed Be Thy Name, Fear of The Dark e Iron Maiden.  Pequeña pausa de rigor para los bises que comenzaron con The Number of The Beast y siguieron con una, para sorpresa mía, Blood Brothers que sonó totalmente acojonante gracias a la participación de un público que había sufrido hace poco los atentados de Bruselas de cerca y a los cuales dedicó Bruce la canción. Terminó la cosa con un Wasted Years, que no tiempo perdido, que nos dio vidilla mientras veíamos como un show excelso se nos había pasado en un suspiro gracias a lo grandioso que había sido.


Las cosas como son: Twisted Sister es una banda perfecta para cerrar un festival. Lo que los Dee Snider y sus chicos consiguieron en Graspop fue de campeonato. Eran las 23:15 cuando salieron a tocar y yo sinceramente pensaba que el recinto se iba a ir vaciando debido a la hora y que al día siguiente mucha gente tendría que ir a trabajar así como empezar una vuelta a casa que les podía llevar varias horas....   Pues no. De allí no se movió nadie, cosa que pude apreciar gracias a que Snider se empeñó en que las camaras enfocaran al público y se encendieran todos los focos para ver la marea humana que se extendía ante ellos. No se si estábamos todos pero la entrada de ese día había sido de más de 100.000 personas y el bueno de Snider supo darnos cuerda a todas y cada una para acabar disfrutando y cantando himnos metaleros de siempre. Otro que tiene una energía envidiable en escena y que se alimenta directamente del feedback que recibe por parte del público.


Tal y como dijo se encontraban en su gira de despedida como Twisted Sister con el epitafio de "Forty and F*ck it! mientras comenzaban con su "Welcome to our Show" de su What you Don´t Know (Sure Can Hurt you), The Kids are Back, Burn in Hell, Like a Knife in the Back, Destroyer, You Can´t Stop Rock ´n´Roll, The Fire Still Burns, I Am (I´m Me), I Wanna Rock, The Price, I Believe in Rock ´n´Roll, Under the blade, y la alargadísima y disfrutable We´re Not gonna Take it con la que consiguen alzarse como una de esas bandas que se merecen actuar en un estadio ante grandes masas. Siguió un poco más la fiesta entre risas y bromas con It´s Only Rock ´n´Roll ( but I like It), rebautizada como But I love It y por último S.M.F.


Punto final y broche de oro para un Graspop en el que había podido ver 24 actuaciones completas y que se despedía con una andanada de fuegos artificiales de traca y que dejó como secuela innegable una tonadilla que se estuvo oyendo durante el recinto durante toda la noche y madrugada -We´re Not gonna Take it...Hello!...-


Al día siguiente recogimos nuestras cosas temprano, antes de que se levantara el grueso de peña que había estado de fiesta, ya que aquello en plan éxodo se podía convertir en algo bastante penoso en cuanto a esperas para poder coger bus y tren en dirección a Amberes y en donde teníamos algún asunto pendiente.


Y hasta aquí amigos lo que deparó para este que os escribe el Graspop Metal Meeting 2016. Un festival de órdago en el que participan un porrón de voluntarios y en el que la seguridad es de primera. Nueva oportunidad para poder comprobar, confirmar y aseverar que la comunidad metalera es una gran familia que vive y ama la música y a sus músicos como pocas.

Crónica de parte del colega de Noche de Frikis, gran blog de cine y más cosas. Os dejo el enlace por si queréis seguirlos en Facebook o Twitter.

















































































Comentarios

Publicar un comentario

Twitter