Moonspell - Wolfheart (1995)

20... años... tiene mi amoooor... Le gusta... tanto... bailar el rooooock...

Sí, amigos, 20 añitos cumple el enorme Wolfheart, el primer LP de los portugueses Moonspell. Un disco redondo en el que todas sus piezas encajan a la perfección y en el que se pueden encontrar múltiples influencias desde folk a black metal, todo aderezado por el toque gótico que tanto ha caracterizado siempre el sonido de la banda de Brandoa. La formación en ese momento la completaban Duarte Picoto conocido como 'Mantus' a la guitarra, Miguel Gaspar 'Mike' a la batería, Pedro Paixão 'Passioniss' a las teclas, João Pedro 'Ares' al bajo y todo liderado por Fernando Ribeiro a las voces. El disco fue grabado en Alemania y producido por Waldemar Sorytcha (que ha currado con gente del rollo como Therion, Lacuna Coil, The Gathering o Tiamat). Cabe decir que, pese a ser un discazo de LPB (La Polla Bendita), Wolfheart no tuvo una gran repercusión en su momento, puesto que la fama de verdad les llegaría con su segundo trabajo, Irreligious que es otra joya.

Hechas las presentaciones, vamos con el disco. El material que contiene este CD es una maravilla, sus cerca de 44 minutos (sin contar Ataegina) valen oro de pe a pa. Una conjunción de melodías, partes oscuras, partes pesadas, partes rozando más el metal extremo, puntos de folk metal... lo tiene todo y todo encaja. No hay una sola pieza, un solo segundo del disco que desentone con el resto...  Esto empieza con Wholfshade (A Werewolf Masquerade) que se inicia con una suave intro acústica para romper con el desgarrador grito de Fernando Ribeiro con el que se inicia el cotarro. A partir de ahí las melodías tan típicas del sello de Moonspell nos empiezan a atrapar y, ay amigo, ya no nos van a soltar... este tema junto a Love Crimes son como una demostración de lo que es capaz esta banda, una carta de presentación en la que introducen todo su arsenal, siendo necesarias varias escuchas para apreciar todos sus detalles al 100%. Dos temas y ya me tenéis acojonaito, cabrones... con Lua D'Inverno y Trebaruna tenemos el puntito folk del disco, la primera a modo de intro instrumental y la segunda cantada íntegramente en portugués, lo cual le aumenta el puntillo de teatralidad que la hace tan grande. Además, este disco cuenta con dos clasicazos intocables en los setlists de la banda, Vampiria y mi favorita de siempre, Alma Mater. Un tema potentorro y directo, marcado por un riff junto con un ritmo de batería que hipnotizan a cualquiera y liderado por el registro más cercano al black metal del señor Ribeiro. Clásico imprescindible tanto de Moonspell como del metal gótico en general. La discográfica Century Records añadió al LP el tema Ataegina, corte de estilo folk metal con un ritmo muy coreable y que entra realmente bien. Al final queda un trabajo en el que la banda pone todo su arsenal de forma salvaje y con un hambre y una ambición típicas del que debuta y quiere poner los cojones sobre la mesa para decir, eh! que aquí estoy.

Aunque el primer trabajo oficial de la banda es el EP Under The Moonspell, con este disco se daba el pistoletazo de salida a una brillante carrera, con algún punto bajo (Sin/Pecado) pero que en general se ha mantenido a un alto nivel durante casi 25 años dando pelotazos como Irreligious o Night Eternal y lo que les queda, colega. De momento Extinct, su último trabajo es una joya más que añadir a su brillante historia y en directo están en un excelente estado de forma.



Comentarios

Publicar un comentario

Twitter