Reseña: Prima Nocte - Oniric.

Me mola cuando me sorprenden, colega. Me mola cuando un grupo cuyo nombre no habías oído ni mencionar se aparece en tu mesa de trabajo (si esto se puede considerar como tal, que no creo), te dice "tronco, escúchame, que aquí hay cosa buena" y resulta que tiene razón. Ha pasado a mejor vida aquella época en la que uno compraba CDs basándose en su portada, tampoco es que la haya vivido mucho, pero cuando vas recibiendo material de forma medianamente constante y hay que hacer un poco de criba porque no te da la vida para entretenerte con todo, uno recurre a ese viejo recurso para ver qué puede merecer la pena comentar. La portadica de lo nuevo de Prima Nocte, siendo sencillona pero con toda la intención, me llamó la atención entre todas las que tenía y me adentré en ello. Ahí me encontré una banda que conjunta estilos distintos, desde un rollete gotiquillo a los primeros Lacuna Coil a guitarras gruesas y ritmos rápidos en los que se acercan a estilos más del Heavy e incluso el Power Metal más clasicorros. Dicho esto, esperaba un rollo sinfónico-pomposo rollo Nightwish y tal, estilo que cada vez aguanto menos y, aunque se aprecian influencias, lo de Prima Nocte es otro rollo. No es algo nuevo, pero sí poco habitual y que, ciertamente, no me suele enganchar, pero a base de escuchas este Oniric, que se trata de su primer LP, me ha acabado ganando.

Prima Nocte es una banda formada en 2013 en Lugo, Galicia. Desde entonces, la formación creada por Juan Manuel Agra (Batería) y Brais Padín (guitarra) ha sufrido los clásicos cambios de miembros que se suelen dar demasiado en el underground de un estilo que no da para vivir de ello salvo honrosas excepciones. Con la formación original sacaron su primer EP Angel Of Sins y, tras todos los cambios e historias, ahora nos vienen con Oniric, este primer larga duración que comentamos hoy aquí. En el disco encontramos un conjunto de temas variados, mezclando melodías con riffs gruesos y cortantes, una buena voz por parte de Pilar Fernández, quien se adapta a cada cambio y a quien le veo un potencial para crecer aún más a medida que se vaya afianzando en la banda y unos ritmos grooveros que le aportan mucha dureza al conjunto, como es el caso de temas como la inicial Lucid, que rompe con la (tópica) intro con unas guitarras cortantes que te dan la bienvenida con clase, The Chase, de las más duras del disco, o la cambiante Inside, en las que la batería de Juan Manuel Agra destaca en una labor muy currada entre las gruesas guitarras de Brais y Eduardo Ramonde. Luego hay temas donde lo que predomina es la melodía, aunque sin dejar de encajar en el sonido que comanda todo el álbum, como son Psychic Dreams o One Thousand Times, dejando el sitio para que destaquen, cada una a su manera, Embrace Your Soul (single de manual, bien elaborado y pegadizo) y Sacrifice, que ojito al tema, sobre todo a medida que se va acercando a su épico final donde todos los miembros de la banda lucen su mayor potencial, desmarcándose como la estrella de este Oniric junto a la ambiciosa My Warm Shelter, ocho minutos en los que la banda revienta sus inquietudes compositivas dejándose llevar a lo largo del tema para hacer lo que les apetece y conjugarlo todo bajo el manto oscuro que engloba el disco.

Oniric es un debut ya maduro y bien elaborado de unos Prima Nocte que, sin inventar la rueda ni nada parecido, consiguen dotar a sus composiciones de un sonido propio, conjuntando la elegancia y la oscuridad con unos aires del Heavy Metal clásico y toques de Groove que son quienes le dan la fuerza y el dinamismo para no hacer de ello un ejercicio tedioso. Este tipo de debuts, donde se dan cita diferentes vertientes, dejan el camino abierto a las bandas para que jueguen en el futuro con la parte que más quieran y le incluyan cosas nuevas sin encasillarse y eso hace que vaya a estar pendiente de los próximos movimientos de Prima Nocte. De momento han empezado con bien pie.




Comentarios

Twitter