Los discos de 2018 de Ignasi.

Año tras año, es normal que se intente catalogar los mejores discos, generalmente para dar visitas a los blogs. Como este blog es amigo, pues se hace. Realmente es una opinión personal que dudo que importe a alguien mas que “entre poco y nada”. Unicamente para ver si su grupo fanboy esta en la lista como si fuera un décimo en la pedrea del sorteo de Navidad. Allá va la mía. El orden es bastante irrelevante para ser honesto ya que este año para mi no ha habido ningún disco que se haya meado en los demás.
  • Tremonti. Gran descubrimiento esta gente, el disco se tiene un rollo modernete fácil de escuchar que te puedes poner para pasar horas en la oficina. Esta banda verdaderamente son un amor y me parecen claramente infravalorados. 

  • Bullet for my Valentine. Mira que no daba un duro por esta gente en pleno 2018, pero cuando los escuché por casualidad en el streaming del Rock am Ring, me llevé una sorpresa agradable. Un disco  escuchable que me hizo quitarle la etiqueta de grupo quinceañero mojabragas. 
 
  • Powerwolf. Estos a lo suyo, el honestamente no aportan nada que no hayan aportado ya. Están mas atascados como un polvorón a las 7 de la mañana. Todo canciones cortas y al pie. A la que tires a hacer un juego de beber cada vez que sueltan un “aleluya”, te quedas mas seco que Franco.

  • Omnium Gatherum. Estos tampoco han invertido mucho en el departamento de I+D, pero oye, tiene sus cosas, melodeath de manual. Gana con las escuchas. 

  • At The gates. Otros que te echan el balón cortito y al pie. Lo que te esperas de At The Gates es lo que recibes de At The Gates. Quizá soy yo que estoy evolucionando, pero sorprendentemente les estoy cogiendo el gustillo. 

  • Parkway Drive. Otros que van cogiendo chicha. El sonido moderno muy orientado a hacer directo da a esta banda una peculiaridad que no tienen otras bandas de chandal y flequillito. 

  • Disturbed. Esta gente son buenos, pero con el cover de “sound of silence” pegaron un pelotazo digno de concejal de urbanismo. Ese rollete progresivo con ese vozarrón, hacen que el single sea muy bueno y el resto del disco en general bueno. 

  • Avatar. Esta gente también va para arriba. Van en progresión para arriba y a base de discazos y directazos se están ganando su sitio. 

  • Judas Priest. Que te puedes esperar de los Judas en 2018? Pues lo que sacaron. Realmente no tienen porqué demostrar nada a nadie, pero da gusto ver que hay leyendas dispuestas a no vivir de herencia e intentar currárselo cada día. 

  • Amorphis. Discazo un poco denso que requiere varias escuchas. Algo peor que la obra maestra anterior pero con muchísimos detalles y cosas que prestar atención.
Le pese a quien le pese, el rollete trve puño en alto manowar kill se va quedando desfasado. Aunque El Pirata probablemente no haya escuchado nada de esta lista a excepción del de Judas, la música como todo evoluciona, ni para bien ni para mal, simplemente diferente.

Comentarios

Twitter