Reseña: Kilmara - Across The Realm Of Time.

De la mano del sello internacional Rock Of Angels Records, nos ha llegado lo nuevo de una banda de esas que merecen todos los respetos desde el primer momento como son los barceloneses Kilmara. Con una propuesta de Heavy Metal tradicional, del primigenio, en el cual han tirado por la vertiente más melódica, esta banda ha ido avanzando, luchando y creciendo durante alrededor de 20 años, con todo lo que ello supone en una escena poco agradecida como la nuestra. Vienen en un buen momento de su carrera, pues su último trabajo, "Love songs and other nightmares", les ayudó a dar un interesante salto a nivel de popularidad, situando el nombre de la banda en un punto más visible del que estaban. Ahora nos vienen con este Across The Realm Of Time, con el que esperan cumplir las expectativas generadas con su trabajo hasta el momento y dejar claro que la gente de ROAR no se fijó en ellos porque sí. 

Para todo ello, y con la incorporación de Dani Ponce a la voz y Miguel Laise a la guitarra, la banda se ha lanzado en un trabajo bastante ambicioso, siendo grabado, producido y mezclado nada menos que por Roland Grapow en los GrapowStudios de Eslovaquia. Tras todo ello encontramos un disco muy melódico, como suele ser en el estilo de unos Kilmara, destacando una buenísima labor de las guitarras, donde la incorporación de Laise ha sumado lo suyo, y un estilo pegadizo tanto en las estrofas como en los estribillos, facilitando que la escucha sea amena a lo largo de los diez temas que componen el trabajo.

Y toda la ambición y trabajo echados en el disco salta a la vista con el primer tema, Purging Flames, un tema muy Heavy que se presenta como una avalancha de virtuosismo guitarrero y deja ver unas líneas vocales bien pegadizas, dejando un buen sabor de boca al oyente para ir empezando. He obviado la intro del disco, cierto, pero porque realmente me aporta poca cosa más que cualquier otra típica intro. Algo que me ha gustado del trabajo, así para empezar, es la sencillez de los temas. Me refiero al hecho de que, como podría ocurrir con el rollete que manejan, Kilmara evitan sobrecargar los temas de pomposidad y arreglos extras, prefiriendo ir directo al grano con temas de asimilación rápida, tirando de una filosofía que grabaría a fuego en muchos grupos como es el "menos es más". Algún día os hablaré más a fondo de ello, ahora volvemos al disco que nos ocupa porque esto se va moviendo y tenemos un corte bastante melódico como The Silent Guide que deja paso a un single de manual como The End Of The World, excelente carta de presentación de lo que viene siendo el disco resumido en un tema. Me gustaría destacar, puesto que he pasado de ellos hasta ahora y en este tema se salen, a Javier Morillo y Didakio (batería y bajo respectivamente) que lucen un poderío importante en este tema, sobre todo en el trabajo de la percusión con el que los parches deben haber acabado hechos unos zorros. Apenas he mencionado la labor de Javier Portillo en el disco pero, siendo como es el alma de la banda, se puede decir que le he pseudomencionado todo el tiempo. Buenas melodías en My Haven, Heavy algo genérico pero muy efectivo en Principles Of Hatred (que nos ha sorprendido en su intro acústica), un experimento extraño pero correcto en I Shall Rise Again con la colaboración de Viktorie Surmøva (Surmatra, Rosa Nocturna, Victorius) a las voces y otro buen single para rematar con Out From The Darkness... es una muestra del resto de detalles moloncetes que quedan en lo que sigue del disco, el cual os animo a descubrir paso a paso.

Resumiendo para acabar, me ha gustado bastante el disco de Kilmara, la verdad. Un trabajo ambicioso y honesto por parte de una banda que ya sabe de qué va el rollo y tiene el culo pelao a la hora de sacar material del estudio. Aquí tenemos un disco guitarrero, pegadizo y de fácil asimilación, un Heavy Metal Melódico de manual bien trabajado, cuidadosamente elaborado y bien producido que seguro les ayudará a dar otro salto en la escena, avanzando sobre la base plantada con su anterior trabajo. Ahora, si no os importa, me lo voy a poner otra vez.


Comentarios

Twitter