Crónica: Iron Attack! en el Madrid Otaku.

Había muchas, muchas ganas de ver a Iron Attack! por una serie de cosas acontecidas anteriormente. Esta gran banda japonesa venía como invitada al Madrid Otaku, evento que se celebró los días 16 y 17 de junio, así que Alex Irongirl y el menda cogimos el AVE y nos bajamos a Madrid. No podíamos perdernos semejante evento.

Bajamos del tren y nos fuimos directos al Pabellón de Cristal. Al llegar allí,  localizamos a los miembros de la banda, y tras los saludos, intercambio de regalos, fotos y algo de charla, ya casi era su hora de salir a escena. A las 13:30. No es la mejor hora para un bolo de metal, pero la organización es la que manda.



 El concierto comenzó con una tremendísima Heaven's Sword que anticipaba lo que sería todo el show: la velocidad y el virtuosismo del mejor power metal que uno puede esperar. El sonido era espantoso: la base rítmica era una bola de morralla ininteligible, la voz de Yama-B iba y venía y la guitarra de Iron Chino había que imaginársela, no así la guitarra de Aniki que sonaba clara y potente. Pero cuando te están golpeando en la cara con semejante temazo, hasta se perdona. Un Yama magnífico, llegando a los registros mas altos sin ningún problema, y dos monstruos de la guitarra completamente entregados. 





El hecho de llevar las bases pregrabadas no le quitó encanto al show, que prosiguió con Holy Krieg, ejecutada a la perfección. Al terminar ésta, Yama dió paso a Minus Iyon para seguir con True Ever Rose y una Paper Moon en la que intentó, con ayuda de chuleta, que el público hiciera una coreografía durante los estribillos, y que resultó bastante divertida sin quitarle ni un ápice de caña al tema. Hay que reconocer que, aunque no estemos acostumbrados a este tipo de voces en esta música, la chica gana mucho en directo y es encantadora, haciendo un enorme esfuerzo por intentar dirigirse al público en castellano.



Minus Iyon dió el relevo a Yama, que volvió al escenario a sacar su "Digital card" (uséase, otra chuleta) para dirigirse también al público en algo de español, y cantar una trepidante Stay Insider. Heavy Metal en estado puro y un Yama B que es una de las mejores voces de este planeta: sin dejar de sonreir y llegando sin apenas esfuerzo a los agudos mas altos del tema. Chino y Aniki... los dos mancos. 




Quemando sin piedad los mástiles de las guitarras sin fallar una puta nota, nos fueron llevando en una pequeña improvisación hasta el siguiente tema, un anisong, con Yama y Minus Iyon sobre el escenario: Butterfly, uno de los temas principales del ánime Digimon, mientras muchos de los asistentes lo coreaban, unos en japonés, otros en castellano. No olvidemos que estábamos en un evento Otaku. Y la cosa ya iba tocando a su fin cuando se lanzaron a Rain in Vain, para terminar con Heavy Metal puro y duro un show que fue y se nos hizo cortísimo. El público quería mas, así que a fuerza de corear a la banda, volvieron al escenario para hacer un celebrado Pegasus Fantasy, haciendo una de las mejores versiones de este tema. 


Y así terminó el intenso show de los japoneses, habiéndolo dado todo sobre el escenario, y bajando de éste con cara de estar mas que satisfechos. Lógico, viendo el flipe que llevábamos muchos de nosotros. Faltó un poco para una hora de concierto que, si hubiera que definir con una palabra, sería intenso. Intensísimo. Una lección de como hacer un show tremendo con una ejecución perfecta, a pesar de las bases grabadas y del sonido, que poco mejoró, y aún haciendo los cortes que hay que hacer sobre el escenario.



Comentarios

Twitter