Discos para una tarde de domingo: Saint Vitus - Born Too Late.

Con el primer anuncio del Resurrection Fest ya en frío y esperando el siguiente que, según comentan, se hará pronto, me voy a parar en esas primeras bandas anunciadas y a destacar una banda que quiero ver por encima del resto, aunque mis colegas me vayan a abandonar (otra vez...) cuando me dirija al Desert Stage por ellos. Esa banda es, nada menos, que los padrinos del Doom Metal Saint Vitus y, para celebrarlo, retomo esta sección puntual para hablaros del que seguramente sea su disco más célebre.

Pongámonos en situación. Año 1986, el Thrash Metal en pleno auge (Pleasure To Kill, Reign In Blood, Obsessed By Cruelty, Eternal Devastation, Master Of Puppets o Peace Sells, por ejemplo, vieron la luz ese año), todo el mundo se llena de cafres peludos que quieren sonar más rápidos y feroces que el resto y, mientras, en el underground, ahí tienes a unos sucedáneos de zombis llamados Saint Vitus, siguiendo, a paso de caracol (por la lentitud de sus temas... *ay, en la cabeza no!*), la estela de Black Sabbath en cuando a suciedad, oscuridad y riffs arrastrados para salirse de la norma. Para este disco, el tercer larga duración de los californianos, se incorpora a las voces Scott Weinrich, más conocido como "Wino", procedente de The Obsessed en lugar de Scott Reagers, que abandonó la banda a principios de aquel año (hoy en día vuelve a ser Reagers el encargado de las voces tras un puntual regreso de Wino con el sublime Lillie: F-65 de 2012, último disco de la banda hasta la fecha). Ese cambio le acabó de dar el aire cazallero que necesitaba la banda, la hizo sonar como nunca y eso, unido a temas IMPRESCINDIBLES del género como la homónima Born Too Late con su impagable letra que os pongo debajo del párrafo, Clear Widowpane o The Lost Feeling (realmente todo el disco posee una calidad excelsa, mencionar temas sueltos me parece absurdo hasta a mi que lo estoy haciendo) hacen de este Born Too Late y su portada rosa (muy Doom, muy Metal y que acojona más que las de Slayer) un discazo para cualquier tarde de domingo, sobre todo en la estación otoñal en la que nos encontramos.

"Every time I'm on the street
People laugh and point at me
They talk about my length of hair
And the out of date clothes I wear

They say I look like the living dead
They say I can't have much in my head
They say my songs are much too slow
But they don't know the things I know

I know I don't belong
And there's nothing I can do
I was born too late
And I'll never be like you...
"



Comentarios

Twitter