Reseña: The Hole - The Wrath.

Siempre mola que lleguen discos de 'las otras islas' a La Poza, amigos. Y es que ya hemos comprobado en los últimos tiempos que las Islas Canarias tienen talento para esto del Metal más que de sobra, solo que tienen el mismo problema que los que vivimos en las Baleares, cuesta un montón salir de una isla. Pero para eso estamos nosotros y para eso están sellos currantes como Necromance Records, para destapar esas bandas cargadas de nivel que merecen darse a conocer a nivel nacional. Y así, recibimos hoy el nuevo EP de The Hole, una banda formada en 2010 por músicos experimentados de la isla, procedentes de bandas como Jotnar, Scythe o Archantia, y que hoy, en formato trío compuesto por Edu Rodríguez (bajo y voz), Rhay Shuaben (guitarras) y H. Lorenzo (batería), nos presenta un trabajo demoledor, constituido por cinco cortes de un grueso Death Metal de la vieja escuela con algunos ramalazos de Thrash para darle sabor. 

Tras una demo, un single y un LP, a esta gente solo le faltaba dar a luz un EP, y aquí lo tenemos. Grabado, mezclado y masterizado en los Endelicht Studios con Ancor Amador (Gran Canaria) y con un artwork obra de Grind Brothers Art, The Hole presentan The Wrath EP, donde reúnen sus inquietudes extremas, las pulen al máximo y las plasman mediante una sólida maquinaria de riffs potentes, ritmos contundentes y una agresiva y desgarrada voz a través de una producción sucia pero bien lograda, que les hace sonar aún más 'old school' si cabe. 

El disco abre sin contemplaciones con Diss, clásico riff de intro, que va creciendo y un 'come ooooon' desata la furia de The Hole, a partir de ahí, unos aires grooveros se lanzan a tu yugular con intención de dejarte más seco que las cañerías de una pirámide. Fantástico juego de ritmos el que encontramos en ese primer tema, colega, y ya que estás, pon atención al solo, breve pero frenético. Zapatilla de la buena. Glory Kill empieza volándote los putos sesos, sin más, ¡Peim! un tiro en la sien y a arrasar en lo que viene siendo un temazo. Aires Deathmetaleros a full, aromas thrashers, una hojita de perejil, algo de melodía en el estribillo, lo rociamos con napalm y ya tenemos desayuno nutritivo. La hostia. Punto aparte para comentar la abrasiva voz de Edu, que es de esas que igual de primeras no entran fácil, pero cuando lo hacen, no concibes a una banda como The Hole con otra voz por la enorme personalidad que le transmite a los temas que componen el EP.



Messianic, furiosa y abrasiva desde sus primeros segundos hasta el último, con las seis cuerdas de Shuaben luciendo a un gran nivel, y The Shepherd of Souls, 'morbidangelesca' total, ambas con mucha influencia 'old school', son la dupla que nos lleva al definitivo final del disco, que llega con Dawn Of Deception, un avasallador tema, posiblemente mi favorito del trabajo, que lo cierra y lo fulmina lanzándose a por ti cual bola de demolición. Aquí la máquinaria riffera de The Hole luce mejor que nunca y le da un aire triunfal al conjunto, para cerrar este The Wrath EP de la mejor manera posible.

Total, un cojonudo EP de parte de los canarios The Hole, una banda ya experimentada que sigue creciendo disco a disco en cuanto a su capacidad compositiva. En este trabajo siguen el camino marcado en su anterior LP, A Monument to the End of the World, pero puliendo ciertos aspectos, dándole una vuelta de tuerca a su propuesta y mejorando lo presente. El conjunto suena demoledor, lleno de atmósferas de puro y jodido Death Metal de toda la vida, con ese sonido sucio y mugriento que pide el género y que tan bien le sientan. En total quedan cinco temas, algo más de veinte minutos que deberían hacer las delicias de cualquier seguidos de los sonidos extremos y, como pasa con los buenos EPs, se pasan volando. Buen trabajo.

Comentarios

Twitter