Crónica: Dream Theater en Razzmatazz (Barcelona)

Retrocedamos 10 años y veamos las cosas en perspectiva… En noviembre del 2007 Dream Theater llenaba el pabellón olímpico de Badalona en mi primer concierto suyo presentando “Systematic Chaos” junto a Symphony X. Muchas (y complicadas) han sido las decisiones dentro de la banda, seguramente la más difícil fue seguir sin el alma del grupo, Mike Portnoy. A eso se le juntó unos discos que no terminaron de enganchar a la gente, sobretodo su más reciente “The Astonishing”, que no llegaron ni siquiera a presentar en directo en España.

Y en esas nos encontramos el pasado viernes, camino de ver a Dream Theater en una Razzmatazz de Barcelona sin haber colgado el cartel de “no hay entradas”. Mis tres acompañantes y yo decidimos irnos a un lateral del primer piso para sentarnos y ver lo más cómodamente posible el show. En el ambiente se notaba que no sería un concierto más de Dream Theater, ¿Cómo lo iba a ser si celebraban el 25 aniversario de uno de los grandes discos de metal de la década de los 90? Nada más y nada menos que el “Images And Words”. Personalmente, decir que este disco me marcó la vida, en plena adolescencia fue como una bocanada de aire fresco que me abrió las puertas de un nuevo mundo, así que los nervios estaban en sus máximos cuando quedaban 20 minutos para que empezara el show y en la sala no cabía un alma.

A las 20:00 se apagaron las luces y sonó de fondo la epiquísima “Two Steps From Hell” de The Colonel, los músicos salieron al escenario y John Petrucci empezó a tocar el riff de “The Dark Eternal Night”, una de las canciones más heavys dentro de la discografía del grupo y con Jordan Rudess saliendo al escenario con algo similar a un teclado con un par de “ipads” en él. Un pequeño discurso de Labrie y cayó “The Bigger Picture” canción de su álbum homónimo que estrenaban en directo en esta gira, le siguieron la enorme “Hell’s Kitchen” (instrumental que no tocaban desde 1998) y dos temas del “The Astonishing”: “The Gift of Music” y “Our New World”. Dejaron solo a Myung y su bajo para que este tocara una cover de “Portrait of Tracy” de Jaco Pastorius, que a su paso dio entrada a “As I Am”, canción que vista la reacción del público es ya un clásico consagrado de los norteamericanos y la enlazaron de lujo con “Enter Sandman”. La primera parte del concierto la cerró mi canción favorita de las compuestas tras la marcha de Portnoy: “Breaking All Illusions”.

Después de 15 minutos de descanso se empezó a escuchar de fondo el sonido de una emisora de radio nombrando algunas de las canciones más exitosas que salieron en el año 92. Y de repente empezó todo, las primeras notas de “Pull Me Under” desataron la tormenta en la Razzmatazz empezando así la interpretación al completo del álbum que puso el nombre de Dream Theater en la historia de la música. “Another Day “, “Take The Time” (con solo de guitarra incluído) y “Surrounded” sonaron de auténtico lujo, así como “Metropolis Pt.1: The Miracle And The Sleeper)", con alguna pequeña modificación y un más que entretenido solo de batería por parte de Mike Mangini entre medias y Under a Glass Moon fue la siguiente. Tras parar unos minutos, sale Labrie sentado en un taburete y empieza a contar divertidas anécdotas de la grabación del “Images And Words”, dando paso así a las dos últimas piezas del plástico: la melancólica “Wait For Sleep” y “Learning To Live”.

Y cuando parecía que todo había terminado, Petrucci empezó a tocar la marcha funeraria de la más emblemática canción de Dream Theater, “A Change of Seasons”. Perfecta ejecución de los pocos más de 23 minutos que dura por parte de unos cinco músicos completamente complementados. Fue la guinda perfecta a una noche para recordar, una noche para recordar para toda la vida de imágenes y palabras.

Escrita por @tomeupons21

Comentarios

Twitter