Entrevista: Hellfire Club.

Unas semanitas después de un brillante debut sobre las tablas acompañando a Eveth en una noche gloriosa en la sala Es Gremi de Palma, hoy os traemos una breve entrevista a Hellfire Club, la banda de reciente formación que dará mucho de qué hablar en la escena balear (y ojalá nacional) en un futuro próximo.
¡Buenas! Primero de todo y ya qué sois una banda de reciente formación, ¿Quiénes sois Hellfire Club y con qué objetivo nace esta banda?

Hola! Hellfire Club somos Sergio Aguiló (voz, guitarra). Alberto Ruiz (bajo, coros), Curro Viera (batería) y San Caldentey (guitarra solista), por orden de llegada.

La banda tiene el objetivo claro de tocar heavy metal clásico, añejo, sobre todo europeo y también americano, de los años 80. La idea desde el principio fue hacer exclusivamente temas propios e intentar labrarse una carrera sólida, seria y profesional dentro de la escena.

¿Cómo os conocisteis los miembros de la banda y cuándo decidisteis que queríais hacer algo juntos?

Sergio se puso en contacto con Alberto para montar una banda “rockera”. Esto fue un año después de la disolución de Whoremageddon (anterior banda de Alberto), así que la respuesta fue afirmativa porque ya había ganas de proyecto nuevo.

Después de varios meses, por fin la reunión se materializó para ver las primeras composiciones de Sergio, con Pablo Pérez (Whoremageddon, Appetite for Illusion) a la guitarra solista y sin batería. Al poco se incorpora Curro (quien también andaba con ganas de proyecto tras una temporada sin tocar) a la batería tras la llamada de Alberto y sale Pablo por motivos personales. La idea primigenia de banda rockera muere el mismo día que tocamos juntos en el local, viendo que nuestras personalidades a la hora de interpretar los temas convergen naturalmente en el heavy metal clásico de Dio, Maiden, Judas, Helloween, Sabbath o Metallica, así como en el rock clásico o proto-heavy de Thin Lizzy y Scorpions, por ejemplo. Tras unas semanas como trío, Sergio llama a su compadre San Caldentey quien acepta entrar en la banda como guitarra solista y completa la formación. Desde el día 1 como cuarteto empezamos a componer más temas y perfeccionar los anteriores.

Recientemente os estrenasteis en directo en aquel gran concierto junto a Eveth, que comentamos aquí mismo. ¿Qué sensaciones os quedan después de ese debut?

No podemos estar más contentos, y desde aquí volvemos a agradecer a Leo Villar (quién apostó fuerte desde el minuto cero por nosotros cuando surgió la idea) y a todos los miembros de Eveth por la oportunidad. Debutar en Es Gremi, sala 1, con todo el despliegue técnico, exposición a medios y público que ofrece esa sala, es un lujo al alcance de pocos. Nos preparamos muy a conciencia para ese concierto, y estamos muy satisfechos con el resultado final y la respuesta de la gente. Muchísima gente nos felicitó, dimos un buen show que dejó con ganas de más conciertos, vendimos camisetas... ¿Qué más se puede pedir? Sí, que haya más conciertos así, desde luego.

En ese concierto vimos que tenéis un repertorio de temas propios realmente interesantes. ¿Cómo funciona vuestro proceso de composición?

Suele ser Sergio quien trae temas, ideas, riffs o trozos de temas que luego desarrollamos en el local entre todos. A veces Alberto aporta también algunas ideas que luego devienen en temas, como por ejemplo pasó con Wasteland, el tema que presentamos en nuestro perfil de Facebook y que tuvo muy buena acogida. Una gran suerte que tenemos en la banda es que podemos improvisar cualquier cosa en el local y Sergio siempre tiene algo que cantar encima, es un lujo porque es una de las partes más complicadas de la composición, la verdad sea dicha. Sobre esa melodía se hacen luego las letras, de lo cual se suele encargar Alberto, porque son exclusivamente en inglés.

La verdad es que para componer un tema solemos tardar de media un mes, porque le damos muchas vueltas hasta que realmente nos convence el resultado final. Somos un poco quisquillosos y perfeccionistas, no lo podemos negar. Eso es algo que también queremos plasmar en nuestra imagen como banda en redes y en directo, no queremos dejar detalles en el aire o hacer las cosas a medias.

Hellfire Club es una banda compuesta por varios músicos bastante experimentados en la escena mallorquina. ¿Cómo veis el estado de ésta actualmente?

En realidad somos una mezcla de las dos cosas... Con un poco de suerte podremos juntar a dos generaciones distintas de fans del metal clásico en los conciertos, pues Alberto y Curro son algo mayores que San y Sergio. Creemos que eso va a ser muy positivo para la banda, aunque no fuera una cosa intencionada, ni mucho menos. En cuanto a la escena mallorquina, la verdad es que tenemos sensaciones muy buenas y no tan buenas... Hay una gran cantidad de bandas de un nivel increíble, una auténtica locura (ya sabéis de quienes hablamos), hay una peña que se deja el culo y el dinero por hacer conciertos de alto nivel (aquí también lo sabéis), y luego hay un público que cuesta mucho mover.

Nosotros creemos que son varios factores que influyen: la propia manera de ser “relajada” que tenemos los mallorquines (un poco de mea culpa, no?), la maldita crisis económica que, por mucho que digan, sigue vigente y hace tener que elegir entre uno o dos eventos al mes como máximo, y por último pero no menos importante, el cambio de modelo en el ocio. Videojuegos, Netflix, Youtube... son tantas opciones que hay para pasar el rato, que hasta abruma. Eso sí, la música en directo es la única experiencia que no puedes sentir en casa. Nunca será lo mismo ponerse un Blu-ray o DVD en casa que la experiencia sensorial que te aporta un concierto.

Una pregunta que solemos hacer en las entrevistas de La Poza y que, por supuesto también os iba a caer a vosotros, es ¿Con qué músico o grupo, del panorama nacional o internacional, os gustaría colaborar en un futuro?

La verdad que no lo hemos pensado, pero telonear a Maiden sería lo máximo, no? Tampoco nos importaría que Kai Hansen, Vivian Campbell, Vinnie Appice, Tobias Sammet o Michael Kiske metieran algo en algun tema. De la escena nacional, quizás Alberto Rionda de Avalanch.

(Foto de Tuco Martín, en el primer concierto de la banda)
Supongo que una de las preguntas que muchos nos hacemos es ¿Cuándo podremos degustar un EP o LP de Hellfire Club?¿Hay planes de grabar algo próximamente?

En Septiembre tenemos cita con el gran Miquel Angel Riutort (aka Mega) para que nos meta mano (a los temas, ojo). Tenemos muchas ganas de trabajar con él, pues es la élite de la élite para la música metal en Europa, no tenemos la menor duda. Lo más probable es que hagamos un EP de cuatro o cinco temas para mover por discográficas y ver qué sensaciones provocamos de cara al futuro.

¿Y vuestros planes de futuros conciertos?¿Podremos volver a disfrutar pronto del directo de Hellfire Club en Palma (o, yo qué sé, en la península)?

La idea es hacer un bolo, o dos máximo, antes del verano. Después vendrá la grabación, y cuando esta finalice, la presentación en Mallorca. Más adelante sí que queremos ir a la península y, sobre todo Europa, donde creemos que por idioma, afinidad estilística y buen momento de éste podría haber hueco para nosotros (¡crucemos los dedos!).

Una pregunta que me mandan para Alberto. ¿Cómo la haces para ir siempre tan hecho un pincel (de metal)?

(responde Alberto)

Parece que esa es la fama que me he ganado en este mundillo (risas). La verdad es que creo que es algo de familia, porque tanto mi abuelo materno como mi padre (en sus años mozos, sobre todo) siempre tenían fama de vestir bien y de ir siempre impecables. Lo mío creo que es lo mismo, pero como yo soy heavy desde que escuché el Keeper of the Seven Keys pt. 2 en 1988 (tendría ya los 8 años, aunque tanto no recuerdo) pues creo que he adaptado esa “cualidad” al estilo que me define por dentro, pero por fuera. De todas formas, todos en Hellfire Club creemos que la imagen en una banda es muy importante y te define. No saldríamos a tocar, o haríamos una sesión de fotos como vamos a hacer la compra.

Eso es algo muy de los 80 también, sólo hay que ver cómo se trabajaban y trabajan el vestuario y la imagen grupos clásicos como Judas, Accept, el propio Dio, etc. Luego está lo de Lemmy, que no iba al Rainbow a jugar a la tragaperras sin ponerse sus botas hechas a medida, su camisa negra bordada, sombrero y chaleco. Pero eso es otro nivel, al alcance de unos pocos elegidos...

Hoy en día, bandas como Black Star Riders, Enforcer o incluso Sabaton, Ghost o Rammstein dan muchísima importancia al apartado visual, cosa con la que no podemos estar más de acuerdo.

Y ya por último, ¿Algo que le querais decir a nuestros lectores?

Lo principal es dar las gracias a todo aquel que lea la entrevista y animarle a que se pase por nuestro perfil de Facebok y escuche nuestra demo “Wasteland”, por ejemplo, mientras esperamos a Octubre para escuchar el material en estudio. De momento, les esperamos a todos en los conciertos, con su chupa de cuero y los cuernos en alto. Make heavy metal great again!!


Comentarios

Twitter