Reseña: Hard Love - Pasión

En este año que pasamos, en el cual nos centramos totalmente en el producto nacional, hemos podido disfrutar plenamente la rica escena que tenemos en este país y hemos visto que hay zonas que son tremendamente fructíferas. Una de ellas, de hecho la que más nos ha sorprendido en las últimas semanas, es Murcia, de la cuál hemos comentado material de Sleeping Village o Pervy Perkin (aunque estos ahora están afincados en Madrid) y flipamos con el directo de Vendetta Fucking Metal acompañando a Brujeria. Hemos recibido rock retro, progresivo, gozado con Hardcore... y ahora nos llega el Hard Rock de actitud puramente ochentera de Hard Love con su LP debut, Pasión.

Hard Love se formaron en 2013, pero no son novatos, la banda empezó como un proyecto paralelo de los hermanos Pedro (bajo) y Charly García (guitarra), componentes de la banda de AOR Daga. A ellos se les unió Pedro Oliva (voz) y posteriormente se incorporaron Gsus Sánchez (guitarra) y Jose Guardiola (batería, y evitaremos chistes fáciles con el actual entrenador del Manchester City, ¿Vale?). Con la formación completa, editaron su primer EP doble, Eternidad/Al Pie del Cañón y su tema Pasión de Vivir aparece en el recopilatorio "Iberia Metálica Vol. 1" junto a peña como Saurom, Darknoise, Saratoga, Toxovibora... etc. El pasado septiembre, por fin, editaron su primer LP, cuya gira de presentación los llevó a tocar junto a Masterplan, Xtasy, Opera Magna o Infamia entre otros.

Este Pasión ofrece una buena mezcla entre el Hard Rock y el Heavy Metal de toda la vida, con aires ochenteros muy marcados y muy buen gusto por las melodías. Desde luego no inventa la rueda pero, como me gusta decir, rueda que da gusto. El disco está bien elaborado, bien producido y hará las delicias de los amantes del sonido más clásico.

El disco abre, sin contemplaciones, con mi tema favorito. Directamente, ¡Zas!, no te hago esperar, Princesa de Hielo me parece un tema sublime, muy cañero, con un estribillo soberbio y al que le suman ligeros toques orientales a su atmósfera. Que la primera me parezca la mejor no quiere decir que el resto de cortes no estén a la altura, no seamos malpensados... en Ladrón de Sueños sacan a relucir la vena AOR que envuelve a la banda en un tema con buenas melodías, que no presenta nada nuevo, pero es muy pegadizo. Le siguen Si Tú No Estás, que recupera la fuerza "Heavyrockera", pero sin dejar de lado la melodía, Jamás te Olvidaré, un medio tiempo del cual destaco el enorme solo de guitarra que contiene y su emotiva letra, y la cañera Traidor, un tema de esos que te harán coger la escoba o lo que tengas más cerca para hacer air guitar. Buenos solos de guitarra, experiencia, ideas claras, una voz que se adapta perfectamente al guión, Hard Love suenan bien, amigos. Los elementos imprescindibles del Hard Rock más clásico envuelven los temas y fluyen de lujo en las composiciones de estos muchachos, dejando claro que saben perfectamente lo que se hacen.

Pasión de Vivir, melódica y sencillona, da paso a Hermanos de Sangre, con la que contrasta totalmente, las guitarras cobran protagonismo desde el principio en un tema mucho más Heavy, incluso con Pedro Oliva mostrando un registro algo más agresivo, quedando como otro de mis cortes favoritos del disco. Seguimos con Otra Oportunidad, una suave balada en la que colabora Silvia Idoate de Xtasy, formando un buen contraste entre ambas voces. De cara al final del disco tenemos Mil Besos, macarra y descarada a la par que melódica y muy pegadiza, Juicio Final, más cañera y contundente, y, para terminar, una nueva versión de Princesa de Hielo, el primer tema del disco y, como he comentado, mi favorito, supongo que también es el favorito de la banda y por eso vuelve a aparecer, con la novedad de que ahora participa Pacho Brea de Ankhara en las voces a dúo con Pedro.


Un buen trabajo por parte de Hard Love, en una primera muestra de lo que son capaces, nos muestran un disco lleno de buenas guitarras, melodías pegadizas y estribillos directos. Como he comentado, no inventan nada y en algunos temas las influencias quedan bien claras, pero es normal en este estilo y más tratándose del primer disco de algo que nace como proyecto paralelo, por lo que estoy convencido de que, con el paso del tiempo, irán puliendo su sonido a medida que la banda se vaya consolidando en la escena nacional. Al final, el conjunto mostrado en Pasión es realmente bueno y estoy seguro de que enganchará a más de un fan de los sonidos más clásicos de nuestro rollo.

Comentarios

Twitter