Reseña: Sleeping Village - In The Rye

Y otro interesante trabajo que nos llega desde la península, en este caso desde la hermosa Murcia. Dentro de esa oleada de bandas 'retro' que han salido en los últimos años, unos rollo Led Zeppeliniano, otros más bluesero, otros más hippies... hay una rama que me mola fuerte y es la de las bandas que juguetean con el 'occult rock', es decir, aquellos que tiran por la vertiente oscura de esos estilos, influenciados por Black Sabbath, Pentagram, Blue Öyster Cult o Mountain, y centrando sus letras en el ocultismo y demás temáticas oscurillas que me molan un puñado, como es el caso de Sleeping Village, una nueva banda formada en 2013 por músicos experimentados de la escena murciana, bajo los pseudónimos B. Samedi (bajo), Lilith (batería) y MR. D (guitarra). El disco es totalmente autoeditado y ha sido grabado en los Estudios PM.

Ya desde la portada, preciosa por cierto, transmiten por dónde van a ir los tiros. Además, la producción del disco y la composición de los temas está elaborada con mucho mimo para no perder detalles del sonido setentero que buscan lucir los murcianos. A partir de ahí, encontramos un portentoso homenaje a esos sonidos añejos y oscuros de esas influencias mencionadas. Temas pegadizos, en los que destaca un buen juego de guitarras bajo esa capa de oscuridad que se encarga de poner la propia producción del disco.

Tras una siniestra intro, titulada It's Written In The Harvest, llega Moonlight Dance, un auténtico temazo, con un brillante juego de guitarras tanto en los riffs como en el solo, y un estribillo enorme, muy bien elaborado. Le sigue The Inner Warning, un breve interludio instrumental bastante suave, que da paso a God's Toys, un tema bastante Hard Rockero, partiendo de un potente riff, que protagoniza un tema movidito y bailable, pese a contener una letra oscura, algo muy a lo Blue Öyster Cult. Atención, de nuevo, al solo de guitarra, muy buen gusto por parte de MR. D. Idol's Twilight suena algo más pesada y oscura, pero sigue a un alto nivel, mientras que Salem ya se ralentiza del todo, tomando unos aires muy a lo que en su momento fue el prototipo del Doom, diría yo. Es lenta, oscura y hasta rara, pero con un encanto enorme y además incluye un homenaje al mítico riff de Children of the Grave al final, como guinda a esa dosis de locura que contiene el tema.



Estoy destacando mucho la labor de Mr D. a las guitarras, pero sería injusto obviar el buen trabajo de Samedi y Lilith en la sección rítmica, pues marcan el ritmo a la perfección y su sonido aporta mucho a ese aire retro que transmite Sleeping Village. Seguimos con Nervous Breakdown, híbrido Sabbath-Pentagram, que deja paso a Back to the Cave, otro de mis temas favoritos, principalmente gracias a su magnífico riff inicial y a lo cañera que es. El final del disco llega con In The Rye, tema prácticamente instrumental, con un magnífico juego de ritmos concentrados en apenas dos minutos, y Through The Madness, que realmente es un bonus track, y es puro rock & roll setentero, marchoso y divertido, para cerrar de forma muy animada el disco.

No hay duda de que Sleeping Village saben lo que hacen y lo hacen con toda la intención del mundo, se nota que se han empapado de esas bandas mencionadas al principio como referencias y esa influencia plasman en su música. In The Rye me ha atrapado por completo, el suyo es un estilo que escucho mucho menos de lo que debería, teniendo en cuenta lo mucho que me gusta y, si encima está tan bien elaborado como en esta obra de la banda murciana, más todavía. 9 temas redondos más un divertido bonus track, que rinden a un muy buen nivel y me hacen replantearme la lista de lo mejor del año a nivel nacional que pensaba publicar la semana que viene. Discazo.

Comentarios

  1. Saludos de Sleeping Village. Te agradecemos la reseña tan trabajada y, por supuesto, que os haya gustado el disco. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Twitter