Reseña: Violent Eve - A Great Day.

Violent Eve son un claro ejemplo de que esto del Metal no es un camino de rosas. Desde que se formaron en 2009 han sufrido una barbaridad de cambios de formación para ser una banda con una carrera tan corta, pero han seguido ahí, sin rendirse, y parece que ahora la cosa empieza a fluir de otra forma. Desde la incorporación de Krono a la guitarra hace unos cuantos meses, la banda parece que se va consolidando y el fichaje por Blood Fire Death, que convierten en oro todo lo que tocan, seguro que ha ayudado a ello. Ahora mismo la banda la forman J. Jurado (voz), Diego López y Krono (guitarras), Nacho CRD (bajo) y Álvaro Rodríguez (batería).



Y tras todas esas vueltas, por fin tenemos aquí A Great Day, su tercer LP (más un EP ultramajo que sacaron hace poco), un disco muy cañero y difícil de clasificar, pues en él se juntan influencias de todo tipo, siempre dentro del Metal Extremo y similares, como Groove, Djent, Thrash o Death, con riffs aplastantes, J. Jurado tirando de varios regristros vocales según la situación lo requiera, y una sección rítmica muy precisa y dinámica. El disco ha sido grabado en los Metal Factory Studios con Alex Cappa que, una vez más, saca a relucir todo el potencial de la banda madrileña.


Desde el inicio del disco, con Nihil y Harmony, nos demuestran que no se encierran en un estilo, en ambos temas tenemos unos juegos de riffs tremendos, que juegan con varios géneros en solo dos temas. La primera desde su trepidante arranque hasta los ritmos Djent que muestran a mitad de tema y Harmony con esos riffs entrecortados que, en la parte final del tema, tienen un aire incluso a Fear Factory. Sigue Eye of Providence, en la que Jurado da rienda suelta a sus distintos registros guturales y de screamo en otro tema absolutamente brutal, tanto en su labor vocal como en la instrumental. Turno para Do Or Die, el tema de adelanto, una buena dosis de tralla de la burra en la que el Deathcore es protagonista pero, además, tenemos ciertos momentos de Thrash, lo que viene siendo una auténtica locura, vamos. Es una pena que en este país siga predominando el pensamiento de que lo que viene de fuera es mejor "porque viene de fuera" cuando aquí hay bandas como Violent Eve (y muchísimas más) que, con el apoyo necesario, lo podrían petar sin problemas...

Seguimos con The Burnout, un tema de esos que van directos a dejarte el cuello como para hacer croquetas, con unos ritmos aplastantes y Jurado dejándose la garganta como nunca. My Oath parece bajar un poco las revoluciones, pero al final lo que tenemos es un juego de cambios de ritmo continuos en un tema muy dinámico y en el que Violent Eve muestran su vertiente progresiva. Guiding Lights sí que baja esas revoluciones, siendo un corte en forma de balada, que sirve como un breve momento de respiro entre tanta ceraca. One Enemy, machacona-groovera, nos acerca al final del disco que llega con Deceiver, muy pesada, puro Groove "Panteresco" (de Pantera, you know) en modo apisonadora, y The Wrong Shore, un tema épico de más de seis minutos que engloba riffs y ritmos pesados, bastante cañeros y con cierto aroma de Hardcore en algunos momentos.

Este A Great Day debe ser un buen paso adelante para la consolidación de Violent Eve y un punto de partida para lograr la estabilidad que necesita una banda para lograr hacerse un nombre en la escena nacional. En él, Violent Eve demuestran una confianza enorme en sus posibilidades y no se encierran en un estilo, cosa que les deja campo abierto para poder evolucionar su sonido sin problemas en próximos trabajos. En resumidas cuentas, A Great Day es una joyita que gustará a cualquier seguidor de sonidos extremos ya que conjuga varias vertientes distintas de este estilo y por tanto es bastante probable que encuentras al menos un par de temas que llamen tu atención, por lo que la escucha es recomendadísima. Ojalá este trabajo sirva para que la banda crezca, creo que se lo han ganado. Puedes seguirlos en Facebook, Twitter y escuchar/comprar el disco en su Bandcamp, por ejemplo.

Comentarios

Twitter