Crónica: Katatonia + Agent Fresco + Vola.

Cuando fui al Be Prog! My Friend del año pasado, que tenía un cartel enorme con Camel, Meshuggah, Devin Townsend, Riverside, Leprous, Ihsahn... entre ceja y ceja tenía un nombre: Katatonia. Siempre me gustó la banda capitaneada por Jonas Renkse y Anders Nystrom, tanto en sus primeros y desgarrados trabajos como en los más recientes. Desgraciadamente, tocar a las siete de la tarde, con el sol en la cara, tras casi un año sin tocar y con un sonido digamos que mejorable, lastró lo suficiente su actuación como para que fuera mi decepción particular del festival. Y dije "no, colega. Tengo que ver a Katatonia bien, como toca, y cambiar esta imagen". Así que cuando vi que venían de gira me pillé la entrada enseguida, luego me dijeron que las bandas invitadas eran Agent Fresco, de los que no paré de oir maravillas sobre su directo en el Be Prog de este año, y los daneses Vola, cuyo disco debut pude reseñar en Dioses del Metal y es una auténtica joyita, por lo que ya teníamos un cartelón importante más allá de los siempre atractivos Katatonia.

Así que nada, tras las imprescindibles cervecitas previas, nos acercamos a la sala But de Madrid justo a tiempo para ver como Vola abrían la velada con su fresca e interesante propuesta que mezcla Djent con Metal y Rock progresivo de forma ciertamente curiosa. Venían presentando Inmazes, su único LP editado hace unos pocos meses y, lógicamente, copó el setlist. Abrieron con The Same War, el potente tema que también abre el disco y además es uno de mis favoritos, y fueron mostrando su buen hacer en cuanto a técnica, con unos temas ciertamente complejos, mientras movían la melena con un headbanging contagioso, que animó a algunos a darle vidilla a sus cuellos. Siguieron mostrando buena actitud, técnica y ganas con temas como Starburn, Owls o Your Mind Is A Helpless Dreamer mientras entre el público, bastante numeroso desde el principio, se veían las típicas caras del que no conoce la banda y dice "joder, pues suenan bien estos muchachos" cosa que, para ser unos muchachos novatos y con mucho margen de crecimiento, ya es un avance importante. La cosa seguía con Emily y la dinámica Gutter Moon, que ya dejaban paso al final con Stray the Skies, otro de mis temas favoritos de Inmazes. Eché de menos el tema título del disco, que me parece una joyita, pero no había tiempo para más. Vola mostraron buenas maneras, y dejaron claro al público madrileño que tienen un buen directo y que tienen un futuro totalmente prometedor. Tienen cosillas que pulir en su sonido, claro, pero no tengo dudas de que van por buen camino y llegarán lejos.

Tiempo justo para el cambio de equipos, ir a "descargar" la cerveza y pillar otra antes de que, a las 20:25 y según el horario previsto, los islandeses Agent Fresco hicieran su aparición sobre el escenario de la But para hacer gozar a sus seguidores y dejar boqueabiertos a más de un simpatizante (me incluyo) o a cualquiera que no los conozca. La mayoría de la peña ya sabía a lo que venía y es que, desde el primer momento, Agent Fresco juntaron a una buena cantidad de fans frente al escenario. Se nota que en el Poble Espanyol triunfaron a lo grande y se les tenía muchas ganas. Abrieron con Anemoi y He is Listening, del album A Long Time Listening y desde el principio se veía que Arnór Dan no es de esos que se están quietos. Basta ver que el primer tema es lentito y no da para mucho movimiento, y aún así el colega no paró ni un segundo. Se pasó todo el tema caminando de lado a lado del escenario sin parar, se iba para atrás, volvía, ahora hacia la derecha, ahora a la izquierda, joder que mareo. Desde luego, el muchacho como frontman vale un imperio, lidera el cotarro con mucho carisma y buena presencia sobre las tablas. Siguieron con una ronda de temas de Destrier, su disco más reciente, que fueron muy bien recibidos por el respetable como Howls, Pyre, Wait For Me y See Hell. Mientras tanto, el bajista ( Vignir Rafn Hilmarsson) y el guitarra (Þórarinn Guðnason) alternaban sus instrumentos con el teclado, Örn Guðjónsson con su simpático pelo a lo afro mostraba una enorme pegada y muy buena técnica a la batería y Arnór desgranaba los temas con estado de forma vocal acojonante, sin fallar ni media nota en todo el concierto. Agent Fresco presentaron una puesta en escena digna de banda grande, enérgicos, con un muy buen sonido y un buen juego de luces... todo perfectamente preparado y estudiado al milímetro. Cerraron su set con Eyes of a Cloud Catcher y The Autumn Red, que Arnór comentó que está dedicada a su fallecido padre y es una de esas cosillas que a uno le llegan a la patata sin remedio. Así que tuvimos final emotivo a un show en el que Agent Fresco quedaron como los triunfadores de la noche.

Y ya, a las 21:35, hacían su aparición las estrellas de la noche. Con la sala prácticamente llena, Katatonia arrancaron su show de presentación de The Fall of Hearts (aunque en el setlist había más temas del Great Cold Distance, pero no seré yo quien me queje...) con Last Song Before The Fade, de ese disco, que fue recibida con cierta frialdad y no fue hasta la siguiente canción, Deliberation, que despertó definitivamente a la gente. Katatonia tienen la peculiaridad de que al ir a un concierto suyo, tienes que saber perfectamente a lo que vas, ya que, si vas a la aventura sin conocerlos demasiado es posible que te aburran, pero cuando realmente sabes a lo que vas, puede ser una experiencia fantástica. No sé si me he explicado bien, pero ahí queda. Con un sonido algo saturado pero que fue mejorando a medida que avanzaba el recital, Jonas Renkse desempeñaba su papel como de costumbre, escondido tras su larga melena y sin moverse demasiado salvo para cabecear durante los riffs, es de los pocos frontman que puede hacer eso y aún así ganarse al público. Decir que en temas de voz estuvo realmente bien, mejor de lo que esperaba. Serein, Dead Letters y Day And Then The Shade seguían con el show antes de pasar a la ráfaga estrella de la noche (para mi, por supuesto), con Teargas, Criminals, Saw You Drown y Evidence, que sonaron de auténtico lujo y con las que ya me ganaron por completo. Entre temas, Renkse se disculpó varias veces por la cancelación del último concierto de la banda en Madrid hace ya un tiempo y dijo que esperaban compensar aquello con un gran concierto. Lo hicieron. Katatonia tienen la costumbre de tocar al menos un tema de cada uno de sus discos (eso sí, por desgracia, dejando de lado la primera época de la banda) y eso gusta, en cualquier momento puede sonar uno de tus temas favoritos de la banda aunque a veces puede quedar algún tema mítico fuera de la lista, aquí fue el caso de Ghost of the Sun. A un buen ritmo, sin casi dejar tiempo entre canción y canción, seguíamos con Soil's Song, temazo, que dejaba paso a Old Heart Falls que fue, de lejos, el tema del último disco mejor recibido por el público. For My Demons (uno de mis temas favoritos y que no me lo esperaba en el setlist), Leaders, que sonó muy bien, In The White y Forsaker nos dejaban frente a los bises, en los que se incluían, como no, My Twin (celebradísima), Lethean y July, que cerraron por todo lo alto un muy buen concierto de Katatonia y con el que, al fin, me quité la espinita de verlos lucir sus cualidades de verdad.

Total, una gran velada, con unos Vola muy interesantes, unos Agent Fresco gigantescos y unos Katatonia soberbios. Gozamos de tres buenas bandas, que lucieron una puesta en escena muy buena y con un muy buen sonido. Estar rodeado de buenos amigos durante toda la noche también ayudó a que todo fluyera aún mejor, así que bueno, al final salimos de ahí contentos y satisfechos con lo que vimos y lo bien que nos lo pasamos.

Comentarios

Twitter