Ronda de EP's: Troubled Mind - Knabulu - Steinbock - Ghost

Ya ha pasado tiempo desde nuestra última ronda de EP's y ya va siendo hora de traeros muestras de bandas cargadas de ganas e ilusión por compartir su material en formato "de bolsillo". Hoy os traigo cuatro trabajos  de bandas nacionales, de estilos variaditos y una cada vez más consolidada banda internacional como Ghost, que me han vuelto a enganchar con un buen trabajo tras abandonarlos con Meliora. Es una relación complicada, como diría el Facebook.

Abrimos la veda con el debut de una banda de Móstoles llamada Troubled Mind. No son unos novatos, pues se formaron en el año 1992 como un grupo de instituto que se dedicaba a currarse demos instrumentales. En el año 2000 se separaron y en 2013 volvieron con un nuevo bajista y un vocalista, dejando la formación actual con Adolfo García-Gutiérrez (Popy) a las Voces, Carlos Aguilera a los teclados, David J. Fernández a la guitarra, Nacho Loras al bajo y Javi Soriano (que entró recientemente en la banda) a la batería. Practican un Hard Rock bastante melódico, con toques de AOR y tintes progresivos, aportando influencias de bandas como Dream Theater a un sonido bastante hard rockero. En este Timeless, tenemos 4 elegantes y sobrios temas, en los que el protagonista, entre la melodía, la aterciopelada voz de Popy y la sobriedad y solidez que desprenden el resto de instrumentistas, es el teclado, omnipresente a lo largo del trabajo y aportando buena dosis de ambientación a los temas, ejerciendo una labor enorme. Desde que abrimos con Timeless, el tema título, apreciamos esa labor de Carlos, el teclado nos pone en situación y avanza acompañado de la guitarra, formando un tándem fantástico, en un tema en el que el Aor se mezcla con algún guiño al rock setentero. Prestad atención a la elegancia que desprenden tanto el solo de guitarra como el de teclado, soberbio. Le sigue Travel, el tema más rockero del disco, bastante pegadizo y con buen gusto por las melodías, dejándonos momentos con cierto aroma a unos Journey más cañeros. The Winner, un tema algo más intenso, en el que cobran protagonismo el bajo de Nacho, el magnífico solo de teclado y el sobrio solo de guitarra que le sigue a mitad de tema deja paso al final del disco, que llega con DragonLady, el corte más largo del disco y, como uno puede ver venir a partir de eso, es el tema en el que lucen más sus influencias progresivas, con varios juegos de ritmos a lo largo de sus siete minutos, destacando, de nuevo, el teclado (llamadme pesado si queréis) y, por supuesto, sin desmerecer al resto de la banda, que muestran sus dotes a lo largo del tema. Resumiendo, un muy buen EP por parte de Troubled Mind, cuatro temas cargados de elegancia y buen gusto por parte de la banda mostoleña, presentando 22 minutos de buena música, que entran de maravilla y dejan muy buen sabor de boca. Bien por Troubled Mind.



Cogemos avión... o tren... o autobús o lo que coño sea que usáis los peninsulares para moveros (broma de isleño) y viajamos a la nórdica tierra de Murcia (sí, sé donde está Murcia, es un juego de palabras sobre el estilo de... bah... da igual) para darle un par de vueltas al segundo trabajo de Knabulu. Una banda practicante de un Folk Metal al que le introducen, sin miedo, gotas de varios estilos similares como el viking o el pagan metal y le incorporan influencias del Heavy de toda la vida, dando un disco variado y entretenido, con muchos matices y que requiere tu atención a la hora de escucharlo si no te quieres perder mil detalles. Knabulu se formaron en 2012 y, tras múltiples cambios de formación, la cosa ha quedado en Roxy (voz), Guillermo Embid (bajo), Edu Marín y Jorge Morcillo (guitarras) Javi Palazón (batería) y Pavel Largin (Acordeón), pero Roxy se incorporó después de la grabación de ester disco, por lo que las voces son de Juan Miguel Serra, vocalista de V.I.L. El disco fue grabado en Señal y Ruido Estudios por David Palazón y el artwork es obra de Enrique García Morales. Le damos al play y tras la intro Voices of The North, intro bastante típica, con sonidos de viento, tormentas y demás, bien ambientada instrumentalmente, llega Unavoidable Destiny, que posiblemente sea mi corte favorito del disco. Un tema con una gran carga de sonido Folk, comandado por el acordeón de Pavel (bastante protagonista durante el disco) y conjugando bastante bien la voz gutural de Juanmi con la voz operística de María Ibañez, que colabora en este tema. Le sigue Forsaken Wanderer, que no va de bromas, tema bastante directo y potente, sin contemplaciones. En el ecuador del disco encontramos The Earth of Ancestrors, un interludio instrumental que nos deja frente a la Korpiklaanística Face Your Fate, un tema alegre y bailongo, con un ritmo que me recuerda a la mencionada banda finesa. Finalmente, Viking's Invasion cierra el disco de forma épica, con un corte elaboradísimo, con el acordeón formando un ambiente oriental mientras acompaña a la voz de Juanmi. A partir de ahí el tema ofrece diferentes cambios muy interesantes en los que la banda echa el resto. Knabulu muestran muchísimas influencias a lo largo de solo cuatro temas (y sus dos intros), tal vez demasiadas para un disco tan corto, pero sirve como carta de presentación de estos músicos que han demostrado que tienen ideas y ganas de mostrar lo que valen. Una lástima que la producción del disco sea mejorable y no haga justicia al trabajo de Knabulu, pero lo dicho, como una pequeña muestra del potencial de esta joven banda, funciona bien. Knabulu son otra muestra de que la escena Folk española está en un momento dulce... y yo que me alegro. 



Desde Lleida nos llega el nuevo trabajo de Steinbock, una joven banda, formada hace tres años y que ya ha logrado sacar una maqueta, de título "Brainwashing", y 2 EP's "Steinbock" y "Black Gold", siendo este último el más reciente y es el que os presento hoy. A base de curro, esfuerzo e ilusión, la banda formada por Camilo Lladós (Guitarra y voz), Joanjo Ramirez (Batería), Marc Pérez (Guitarra) y Borja Moreno (Bajo) nos ofrece cinco temas de un rollete entre de buen Heavy Metal, guiñando el ojo tanto al Hard rock como al thrash o el groove, con guitarras gruesas y potentes, una voz que por momentos me recuerda a James Hetfield y un sonido realmente cañero y que entretiene que da gusto. El disco ha sido grabado y mezclado por Xavier Esterri, de Nomad Estudios, la masterización ha corrido a cargo de Crossfade Mastering y el artwork del disco es obra de Carles C.F. Le damos al play y nos encontramos con Black Gold, el tema título, un tema de buen speed metal, con estribillo thrasher total repitiendo el título a grito pelado. Los guiños al groove metal se encuentran en el segundo tema, Fear To Die, con un riff grueso y pesado, bien acompañado por la sección rítmica del grupo, y que protagoniza todo el tema. Bajamos revoluciones con el siguiente tema, Time to Fly, un tema con forma de balada, con claras influencias de los temas lentos de los primeros Metallica, no solo en la voz de Camilo, sino en todo el tema al completo. Speed vuelve a los ritmos thrasher/grooveros, acompañados por un solo de guitarra que luce al inicio del tema y unas estrofas realmente agresivas, dejando mi tema favorito del conjunto. Cerramos el disco con Rock N' Roll, un tema macarrero y vaciloncete, con buen juego de guitarras y bastante entretenido. Resumiendo, Steinbock nos dejan un EP agresivo, cañero-revientacuellos en el que dan un paso adelante en la búsqueda de su sonido personal. En esta ocasión tenemos 23 minutos en los que estos amantes del Metal formados en Lleida nos ofrecen su furiosa y entretenida propuesta... y nosotros la aceptamos de buen gusto.



Lo mío con los suecos Ghost es una relación complicada de amor-odio. Así sacan un trabajo que me deja el culo torcido (Opus Eponymous) como sacan otro que me genera entre indiferencia y bostezos (Meliora, aunque empiezo a pensar que fui el único al que no le gustó...). Ahora nos vienen con este EP, el segundo de su carrera tras el If You Have Ghost en el que aparecían cover de Abba o Depeche Mode entre otros, titulado Popestar, que entra directamente entre los trabajos del Papa Emeritus y los suyos que sí me ha gustado. Desde su apertura con Square Hammer, la única canción propia del trabajo, un tema de corte hard rockero y estribillo épico que me tiene enganchadísimo desde el primer momento, siguiendo por la retahíla de covers que la siguen, sorprendiendo al público más metalero de la banda una vez más y llevándolas a su terreno con gran mestría, como es el caso de la oscurecida Nocturnal Me del álbum Ocean Rain de Echo & the Bunnymen o la delicadeza que le aportan a I Believe de Similar Mobile Disco (posiblemente sea la versión más sorprendente del disco). La producción del EP sigue el camino marcado por las anteriores entregas de la banda, aportando ese aroma retro tan característico a su sonido y permitiendo que, incluso las versiones de temas de electrónica, permanezcan bajo el manto del sonido propio de Ghost. Seguimos con Missionary Man de Eurythmics, a la que también le aportan un toque de oscuridad made in Emeritus, quitándole parte de ese aroma ochentero para llevarla a territorio Ghost y cerramos con Bible, de Imperiet, en la que rascan el underground del rock sueco de los ochenta y me han hecho descubrir un auténtico temazo, al que Ghost le aportan un aire entre épico y oscuro, respetando totalmente la esencia original y con Papa Emeritus mostrando un potencial vocal pocas veces visto en la banda hasta el momento. Total, un entretenimiento de unos Ghost que siguen en imparable ascenso de popularidad y que, no sin insistir, han conseguido que me vuelva a unir a su corriente musical, que abandoné hace un tiempo. Además, sirve para que un servidor aprenda y conozca bandas diferentes que llevarse al oído, lo cual es uno de los motivos por los que abrí esto, por lo que se agradece bastante.


Comentarios

Twitter