Reseña: Noiseast - Lifeyards

No han sido tiempos fáciles para los mallorquines Noiseast, una de las primeras bandas que logró sacarme los prejuicios sobre esos denostados géneros rollo Metalcore, Hardcore y similares y quitarme la coraza de "jebi trve viva manowar lml" gracias a un simple concierto en el que me volaron la cabeza (estamos hablando de hace ya unos cuantos añitos, eh? jeje). Desde aquella primera vez, siempre que podía, me acercaba a verlos en directo cuando tocaban por Palma, pues su directo era sinónimo de entrega, garra y potencia y sabía que iba a pasar un buen rato. No en vano, lograron vencer en el Band Contest del Resurrection Fest y tocar en la cita gallega en 2013, compartiendo cartel con gente como Slayer, Exodus, Lamb of God, Killswitch Engage o Biohazard.

Ahora, después de la marcha de su vocalista Chema tras 7 años en la banda, un tipo al que siempre consideré como uno de los mejores frontman de la isla, Noiseast vuelven a ver la luz con la publicación de Lifeyards, su tercer LP. La banda, formada por Jay a la voz, Adri (un clásico en la escena Hardcore/Metalcore/similares de la isla) al bajo y voz, Juanlu a la batería y Rodrigo y Juanka a las guitarras, presenta un trabajo poderoso, amibicioso y dispuesto a arrasar, sin prisioneros ni hostias, a cualquiera que le ponga la oreja. 10 temas directos a la yugular, con los elementos imprescindibles de un disco de Metalcore bien incorporados a un sonido muy personal, maduro y trabajado.

Así, le damos al play y nos invade la brutal Nomads, que va empezando poco a poco, con los diferentes instrumentos entrando poco a poco en un pasaje atmosférico hasta que el arranque de Jay da paso a un potentísimo riff en el que Noiseast ya dejan claro que no van de bromas. Hay hambre, hay ambición y eso, unido a una banda que tiene los huevos de hormigón, es imparable. Seguimos con Lifeyard, de la que grabaron videoclip y que todo apunta a que se convertirá en un nuevo himno para la banda. Calmamos un poco la furia con Waiting, un tema en el que juegan con varios cambios de ritmo y en el cual se alternan las voces melódicas de Adri con la gutural de Jay, creando una atmósfera muy interesante. A destacar la enorme labor de Juanlu a la batería, marcando el ritmo magistralmente en todo momento. Chronos (Time Travelers), capitaneada por un riff entrecortado y preciso y Wolves & Fireflies, cañerota, con mucha garra, dejan paso a Heights, un tema pesado, con un potente ritmo machacacuellos que seguro que cundirá lo suyo en directo.

Noiseast cumplen con lo esperado, Lifeyards es una muestra del punto en el que se encuentra la banda, que no quiere sacar el disco porque sí. Aquí hay ambición, chavales. Esta gente quiere dar un golpe sobre la mesa y lo dejan claro. El disco sigue avanzando con Salt Statues (Hands of Glass), tema potente con algún cambio de ritmo bastante interesante, y Paralyzed, el momento tranquilo del disco, un tema bastante melódico que aporta un puntito de calma entre tanto trallazo, muy bien situada en el tracklist. Debo decir que de primeras me descolocó un poco este tema, pero a base de escuchas me ha acabado pareciendo una joyita y una buena muestra de que Noiseast se pueden salir sin problemas de los tópicos del género para mostrar otras virtudes. Nos cercamos al final con la desgarradora No Phantoms, No Love y Labyrinth, un tema que es carne de directo y que cierra el disco a base de potencia de la buena.


Trabajo, trabajo y más trabajo, esa es la carta de presentación de Noiseast que, como ya he comentado, han sacado su disco más maduro (no lo digo por sacar el topicazo que sale siempre con el nuevo disco de una banda, coñes, que va en serio) y personal, con su buena dosis de caña y sus momentos más relajados, generando un buen equilibrio entre ambos. No lo han tenido fácil, pero todo esfuerzo tiene su recompensa y Noiseast, que son toda una institución en la escena Hardcore mallorquina, son sinónimo de esfuerzo. Lifeyards es una joyita que gustará a los seguidores del Hardcore, el Metalcore y demás sonidos modernillos. Ahora me queda pendiente verlos en directo, pues en la presentación del disco me pillaron fuera, ¡Pero a la próxima no os escapáis!

Podéis escuchar (y comprar) el disco en su Bandcamp

Comentarios

Twitter