Reseña: Mutant - Pleiades

Sorprendente aunque muy molón el cambio de sonido que han realizado los gallegos Mutant. Antes, bajo el nombre de Mutant Squad, practicaban un Thrash Metal de nivel, siendo una de las bandas punteras en esa oleada del género que ha salido en nuestro país con Trallery, Soldier, No Amnesty o los recién separados Exodia entre otros muchos, más allá de los archiconocidos Crisix y Angelus Apatrida. Ahora, tras la marcha de su bajista original, han abandonado ese Thrash tan puro y se han adentrado en otros mundos, añadiendo estilos como el Groove, Stoner, Progresivo o incluso Metalcore al sonido propio de los Mutant, logrando así, un trabajo tremendamente compacto y redondo, en el cual cada segundo vale oro.

En la portada y el artwork ya te avisan de que se viene un viaje raro, muy abstracto y poco frecuente, portada de estilo psicodélico realmente molona, pero lo que más enrrolla es el contenido, colega. Algo diferente, fresco y nuevo para el cuerpo. Olvídate de esas gastadísimas (aunque molonas, ojo) bandas de thrash de la “nueva oleada”, déjate de prejuicios sobre el Metal nacional. Lo que presentan estos muchachos se sale de lo de siempre y lo hace con mucho estilo. Ahora, vamos a lo que importa.

La cosa abre fuerte, Alcione es la primera en atacar. Una canción directa, con un riffeo fantástico para ir entrando en calor y desembocando en un tema bastante cañero, como si Mastodon se hubieran pimplado un par de Red Bulls, colega. El siguiente corte, Guerra Florida, nos muestra el cambio de sonido de la banda, abre con un riff lento, pero pesado con protagonismo para los tres instrumentos y tras una breve pausa, coge velocidad para las estrofas con ese doble bombo a toda pastilla. Tremendo tema al que luego le viene otro cambio de ritmo, un estribillo melódico y un buen solo de guitarra bastante psicodélico.

Pasamos a Obsidian, corte que comenta el grupo en su Facebook que es su favorito, y con razón. Denso y pesado, mezclando magistralmente las múltiples influencias de la banda y logrando darle un sello personal muy interesante. En la siguiente, Children of the River, es donde más se aprecia ese acercamiento de la banda a los sonidos progresivos, arranca suave con una breve intro y que deja paso a un dinámico riff. Ojo al lucimiento de Francisco Calvo en la batería, manejando los tiempos con mucho nivel. Del tema más progresivo, pasamos al más agresivo. Road To Xibalba es el momento de lucimiento de los tres músicos, cañero y rápido para que los fans thrashers no se asusten de la nueva propuesta de Mutant, jeje.

La verdad es que no hay tiempo para distraerse, Pleiades es un trabajo meticulosamente elaborado en el que cada segundo es una sorpresa. Hay absolutamente de todo y todo bien construido, sin dejar nada al azar. Brillante la labor de estos gallegos. Nos vamos acercando al final del disco con Twelve Gods, que es el corte más thrasher del disco, destaca por ser pura velocidad y por ese juego de voces. Le sigue Nahual, canción en el que el nuevo bajista, Xalo Martínez, es el encargado de darle las voces, siendo el protagonista de una canción en la que vuelven los cambios de ritmo al estilo progresivo. Cerramos este trabajo con Canvas, en el cual Mutant parecen resumir lo que hemos visto a lo largo del trabajo, con los muchachos sacando a relucir todo su potencial y cerrando por todo lo alto este gran disco.

Total, disco redondo de los Mutant, colega. Así da gusto aportar tu grano de arena en una campaña de crowdfunding de esos, pelotazo de los gordos de una banda ambiciosa y con ganas de sacar lo que llevan dentro a través de un material del muy bueno para deleite de todos nosotros. A los thrashers más puretas igual les asusta, pues el cambio que han hecho respecto a Titanomakhia es impresionante, pero sin duda este Pleiades es una auténtica joya y uno de los mejores trabajos que le he escuchado a una banda nacional en muchísimo tiempo, un disco que debe ser degustado en varias escuchas, poco a poco, pues tiene muchísimo que ofrecerte. Discazo y punto.



Ya publiqué esta reseña en Dioses del Metal, pero al tratarse de un firme candidato a disco nacional del año, consideré importante que estuviera aquí también.

Comentarios

Publicar un comentario

Twitter