Mis 15 de 2015

Pues sí amigos, se cierra el primer ciclo de La Poza del Meh... hace casi un año empezaba esto como un apartado personal donde hablar de música o de cualquier otro tema y lo empezaba con un Top10 de discos de 2014. Mucho ha llovido desde aquel día y esto ha crecido mucho, muchísimo más de lo que esperaba de hecho. Al principio llegar a 100 visitas en un post era un éxito, y allá por septiembre el disco de los eternos Iron Maiden me daba un post con más de 2000 visitas, estableciendo, de momento, un récord absoluto y lejos de ser alcanzado en este pequeño apartado de la red.

El concierto con el que Los Suaves empezaban su gira de despedida o el show de Saratoga en Es Gremi, cuya crónica compartió la propia banda (y la ilusión que me hizo ver que los que me metieron en el rollo Heavy compartían un post escrito por mi) ayudaron a crecer. Pero el punto de inflexión llegó gracias a mi compañera, Irongirl, cuando descubrió a los australianos Lord y se decidió a volcarse con su música a través de esta plataforma, ayudándola a crecer y dándome animos al ver que esto podía tener un éxito real. A partir de ahí, más entrevistas como la de Ice Blue, el enorme Yossi Sassi o las adorables Nervosa, amistades con algún grupo (Eveth) o con otros medios... un pasote, colega. Y hoy, a finales de 2015 hago balance y veo que esto crece. Ahora comparto mi actividad aquí con otras dos páginas (Zeppelin Rock Sabbath y Dioses del Metal) y poco a poco vamos creciendo. No os podéis ni imaginar la ilusión que me hace estar tomando una birrita en mi querido Fraguel Rock y que me venga un tipo que ni conozco y me diga "Oye, tú eres el del blog ese, La Poza del Meh, no?".

Total, que cerramos 2015 de la forma en que lo abrimos, haciendo balance de los que han sido mis quince discos favoritos (no los mejores, eso se lo dejo a los expertos) que ha parido este año. Aquí meto 15 para que la lista difiera un poco con las que puse en las otras dos páginas, puesto que sería absurdo poner el mismo top 3 veces...

Antes de adentrarse, recordar que no están en orden, pues no puedo decir si un disco de black atmosférico es mejor que uno de Heavy británico. Dependería del momento en que se escuchan...

Hamlet - La Ira
Pues sí, mi representante español de la lista no será Hidden Evolution de los Angelus (pese a ser un gran disco) sino la enésima muestra de que Hamlet es de lo mejorcito que tenemos en este país. Nuevamente han sacado un trabajo compacto y plagado de buenos riffs, unas letras muy curradas y, en definitiva, buenos temas. Mi Religión, Lamento, Nadie Más o Ciudad de Dios son buenas muestras de que Hamlet siguen en un estado de forma fantástico.



While She Sleeps - Brainwashed.
La sorpresa de la lista. Recién "descubiertos" por un servidor, While She Sleeps son de lo mejorcito que ha parido el siempre llamativo género llamado Metalcore. Olviden la etiqueta, si le tienen manía a este género, da igual. Brainwashed es un discazo. Rabia pura, bien elaborada y con un gran trabajo en las letras, todas con su mensaje. Desde que escuché el tema Four Walls quedé enamorado de estos británicos, luego vinieron New World Torture, Life in Tension o el tema título para corroborar que estos chicos molan y este disco es una pasada.



Cattle Decapitation - The Anthropocene Extinction
Su puta madre, colega. Su puta madre. Cattle Decapitation son, sin duda, uno de los valores más sólidos y asquerosamente brutales que ha parido el Brutal Death Metal. Arrancando cabezas sin compasión, los de San Diegore (eso pone en su feisbuc) nos han vuelto a retorcer las entrañas con una burrada de disco. Death del bueno, del crudo, del machacante, con pinceladas de black para oscurecer más su propuesta dejando una obra perfectamente a la altura de su anterior y también descomunal Monolith of Inhumanity. The Prophets of Loss, Plagueborne, Circo Inhumanitas, Apex Blasphemy y demás... temas imprescindibles.



Stryper - Fallen.
Sí, amigos. Lo último de la banda más importante del Heavy cristiano me tiene enamorao perdido. Es lo que hay, Stryper están en forma y lo demostraron con un trabajazo de principio a fin. Desde que abre con Yahweh hasta que cierra. Ignorando el mensaje cristiano de las letras y centrándome en su gran gusto por las melodías, a veces algo excesivas de azúcar pero muy bien ejecutadas, buenos guitarreos, buena pegada en la batería y por encima de todo, un Michael Sweet en el mejor momento vocal de su carrera en pleno 2015, me descubro ante este gran trabajo de una banda que no deja de sorprenderme. Lástima que su mensaje de "I love Yisus" haga que mucha gente se eche atrás a la hora de escucharlos porque, si quitamos eso, son una bandaza.



Dagoba - Tales of the Black Dawn
Una de las cosas que más me gusta de los festivales es  cuando anuncian bandas que no conoces, pinchar en el link que comparte el CM del festival y que el grupo te reviente la cara de golpe y porrazo. Me pasó varias veces este año, pues desconocía muchas bandas que iban al Resurrection Fest 2015 y una de esas eran los franceses Dagoba, que con su aplastante Groove Metal, deudor de unos Machine Head o Lamb of God jodidamente cabreados entre otras influencias, me dejaron KO a la primera escucha. Born Twice, Half Damn Life o The Dawn sobresalen de entre la brutalidad de un auténtico discazo.



The Black Dahlia Murder - Abysmal
From brutality to brutality, antes, unos franceses que suenan a Metal americano del nuevo siglo, ahora, unos americanos que suenan a unos suecos de finales de los 90. The Black Dahlia Murder han sacado una bomba de disco, sin más. Abysmal es un ataque constante de velocidad, caña burra y toques melódicos al estilo de At the Gates. No os perdáis canciones como el tema título, Receipt o Threat Level No. 3.



Satan - Atom by Atom
Qué bueno que volvísteis, carajo! Mis amados Satan, entre mis bandas favoritas de la NWOBHM pese a que en esa época solo editaron 2 LPs, pero es que ese Court in the Act es una obra maestra del Heavy Metal. Tras su regreso con el flamante Life Sentence de 2013, esperaba con ansia lo nuevo de la banda de Brian Ross y, por supuesto, no me han defraudado. El disco no varía mucho del anterior, pero no les hace falta. Ese Heavy veloz, con algún riff cercano al speed o al trash y liderado por la inconfundible voz de Brian Ross me ha vuelto a enamorar. Atom by Atom es una de esas muchas joyas que nos ha dejado el Heavy clásico este año. Dadle una escucha, merece la pena.



Enslaved - In Times
La propuesta diferente de la lista. Un disco soberbio de Black Metal progresivo que tiene de todo. Composiciones muy bien elaboradas, mucha técnica, pasión y ganas de innovar y hacer algo diferente hacen de este, el último trabajo hasta ahora de los noruegos Enslaved, un auténtico discazo. De este no destaco temas, hay que degustarlo de principio a fin, tema a tema, para disfrutarlo como se merece. Sobresaliente.



Enforcer - From Beyond
Los suecos Enforcer son una de las miles de bandas que han salido, principalmente en Suecia, que recrean de alguna forma la música que nació en los ochenta desde Inglaterra, Alemania y demás. Con una clara influencia de Iron Maiden o Helloween, los de Olof, por alguna razón, se han convertido en mi banda predilecta de esta oleada. Un sonido jóven, fresco y con mucha garra y actitud son los culpables, no inventan nada y espero que no lo hagan, pues el Heavy Metal de corte clásico que han presentado en sus 4 discos es una puta maravilla. From Beyond esconde unos cuantos temitas como Undying Evil, Destroyer o Below the Slumber en los que las afiladas guitarras de puro Heavy suenan con mucha fuerza. Banda joven a tener en cuenta.



Fear Factory - Genexus. 
¿Sabes eso de que no esperas una puta mierda de una banda que te mola y de repente te parten la cara con un discazo? Pues me ha pasado varias veces y una de ellas ha sido con estos tipos. Los colegas que en su momento parieron el Demanufacture y el Obsolete, para mi los dos mejores discos de Metal Industrial jamás vomitados por ninguna máquina del estilo. Tras el apático aunque correcto Industrialist, no esperaba gran cosa de los sobrinos favoritos de Terminator pero algo ha pasado entre el 2012 y este año que les ha vuelto la inspiración y han parido este fantástico Genexus que, además, ha ido ganando con el paso del tiempo. Soul Hacker (en la que escuchamos un solo de guitarra, lo cual es un hecho histórico para los Factory), Protomech, Genexus o Dielectric son algunas de las joyitas que esconde este trabajo de Fear Factory, que se sitúa entre sus mejores trabajos aunque lejos de sus dos obras magnas antes mencionadas.



Lamb of God - VII: Sturm and Drang
Ni yo me lo esperaba colega, pero sí. Hasta ahora nunca había sido capaz de escuchar un disco de Lamb of God del tirón. No me parecen mala banda, pero nunca me engancharon. Pero oye, rectificar es de sabios, no? Pues aquí tenéis a un sabio por postureo. Los de Randy Blythe han vuelto por la puerta grande tras los problemas del vocalista con la justicia checa por... bueno, ya conocéis la historia. Posiblemente esa historia le da un aire al disco que lo hace más accesible para un servidor, puesto que a mi, un tema como Overlord, que fijo que le ha sacado una ampolla a algún fanático, me parece un temazo flipante. Un disco brutal y con unas letras que merecen ser revisadas con cuidado por el oyente, a ver si a partir de aquí puedo entrar mejor en la música de estos corderitos del señor.



Deafheaven - New Bermuda
A última hora han entrado estos, pero joder, esto es un gran disco. Eso sí, difícil de escuchar, pues estamos hablando de Black Metal atmosférico del bueno, del denso, con sus cambios de ritmo y sus momentos que o te atrapan en su mundo o estás jodido. Temas genialmente estructurados que enamoran a la primera escucha y obligan a darle más para irlo degustando como toca. Los diez minutos del tema Luna, de lo mejor que ha parido este año.



Amorphis - Under The Red Cloud. 
Hay bandas que son un valor seguro, bandas ultracompetentes que pueden tener un disco flojo o dos a lo largo de su carrera y resulta que ese disco flojo podría ser mejor que muchas discografías enteras. Es el caso de los fineses Amorphis, que tras el flojo (aunque ultracompetente) Circle, me dejaron patidifuso con este Under the Red Cloud. Fantástica conjunción de brutalidad, melodía, toques de folk e incluso de viking metal a lo Amon Amarth en The Four Wise Ones, uno de mis temas favoritos que ha parido este año. Los de Helsinki han vuelto a cumplir y no solo eso, sino que se han salido completamente con esta joyaza de disco al que no le sobra ni un tema.



Leprous - The Congregation
Desde que los descubrí con esa maravilla de disco titulado Coal, los noruegos Leprous se han convertido en una de mis debilidades (y ya tengo unas cuantas). Esperaba con ansia este Congregation y, por supuesto, no me defraudaron. Un disco meticulosamente elaborado, en el que ni una nota se sale de contexto, escrito al milímetro, igual que sus directos (espectacular el que dieron en la Caracol de Madrid). Una banda que no falla ni queriendo y que ha parido una de las obras que más me han gustado de este año, temas como Third Law, Slave, Moon o la espectacular Rewind tienen la culpa de ello.



Moonspell - Extinct
Pocas veces me había imaginado escuchar algo de Metal gótico que no fuera mezclado con Doom, pero Moonspell tienen algo especial. Es de esas bandas que enamoran y los cabrones están en forma, de eso no hay duda. En el Resu volvieron a demostrar que tienen un directo soberbio y que esa majestuosidad la transmiten a sus discos que, sin contar las idas de olla de Sin Pecado y Butterfly Effect, siempre han sido tremendamente competentes. En este Extinct se han superado y han parido una obra algo más compacta que el Alpha Noir que merece ser degustada como toca, las melodías del rollete gótico, el juego con el folk árabe en Medusalem, estribillos redondos como el de Extinct... un discazo, vamos.



Lo más curioso de estas listas es que, al cabo de unos meses o años, descubriremos discos que han salido este año y que son todavía mejores que estos. A ver que tal se nos da el 2016.

Comentarios

  1. "Lo más curioso de estas listas es que, al cabo de unos meses o años, descubriremos discos que han salido este año y que son todavía mejores que estos", totalmente de acuerdo. De momento ya estoy escuchando varias de tus propuestas. Saludos y bon any!

    ResponderEliminar
  2. Lamb of God, personalmente pienso que son de los pocos grupos que están consiguiéndose hacer con un sitio fijo entre los grandes del metal. Ardua tarea hoy día.

    ResponderEliminar
  3. Así es. Poco a poco y a base de mucho trabajo, Lamb of God lo están consiguiendo. A mi me costó pillarles el punto, pero cada vez que van gustando más.

    ResponderEliminar
  4. Lamb Of God es el único que comparto del TOP.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Twitter