Crónica: El Reno Renardo + Esquit Arreu + Es Fossers

El jebi de cachondeo es la polla. No todo tiene que ser hablar de Satan, guerras y esas cosas hombre, un poco de humor siempre viene bien y nuestros coleguis de Deathlight Music lo saben. Montaron un fiestón del carajo el año pasado con Gigatron y Whoremaggedon y repitieron el sábado con los bilbaínos El Reno Renardo, y los locales Es Fossers y Esquit Arreu, que se estrenaban, en una noche de risas, buen rollo y eso, fiestón de jebi merol.

Total, llegué a Es Gremi justo a tiempo, llegué, entré, pedí el primer cubata y antes de poder posicionarme vi como Es Fossers (en castellano "los sepultureros") bajaban la escalera de Es Gremi y se paseaban entre el público vestidos de eso, sepultureros con sus picos, palas, linternas y tal, muy teatral, como sería todo su show. Primera vez que los veía y abrieron con su tema de presentación, una versión del Ace of Spades cambiando la letra por "som Es Fossers!" y continuaron con Vaig Fort uno de sus temas más conocidos. Ritmos contundentes y cañeros, letras en mallorquín de Sa Pobla (entrañables esos "Cristo bendito" en las presentaciones de los temas) y dos locos que aportaban la dosis de show al concierto, como cuando uno cantó un tema (lamento no recordar el nombre) sentado en un retrete o cuando salió caracterizado de abuela para un tema dedicado a estas. Sacaron un pozo del cual salía Maria Enganxa (personaje de una leyenda popular mallorquina, que servía para acojonar a los niños y que no se acercaran a los pozos), en el último tema salieron corriendo desnudos por el escenario... Todo eso y más, una pena no conocer los nombres de los temas... pero vamos, que Jevo Jevardo veía el show desde un lateral y se partía el ojal pese a no entender las letras, para que os hagáis una idea. Total, concierto de unos 50 minutos realmente divertidos por parte de Es Fossers para abrir boca, grata sorpresa con el único grupo que no conocía de la noche.

Y seguimos con un grupazo que viajó en el tiempo desde los ochenta para traernos el espíritu del glam de la época. Ríete tú de los putos Steel Panther, colega. Mera imitación de lo que son nuestros Esquit Arreu. Formados por músicos bastante reconocidos en la isla, su estilo es ese, mallas de leopardo, laca por un tubo, poses macarras, una sexualidad desenfrenada (fijo que la chica que llevaba los cuernos del Reno pasó un buen rato con J. Jewell, vocalista, tras el conci) y puro hard rock. Pese a ser estrellas de nivel mundial total, mostraron una humildad y un buen hacer sobre el escenario. Sus temas más conocidos como Mallorquina Bona i Fina, Enravenat (tema que posteriormente le prestarían a Bon Jovi para crear It's My Life) o Magaluf Weekend fueron levantando al público en otro divertido show. Tuvimos el momento romántico con Cati, tema que, como Enravenat, se lo prestarían en este caso a Europe para el tema Carrie. Desde luego, Esquit Arreu son unos monstruos creando himnos. Cerraron su set con Sa Perdiu Comanda antes de bajar a por todas las chicas que estaban entre el público. Más de una se perdió al Reno Renardo. Fijo. Fantástica primera toma de contacto con Esquit Arreu.

Y, finalmente, sobre las doce de la noche, salía por primera vez en Palma El Reno Renardo. Tras seis años llevando esos temas de cachondeo al directo, Jevo Jevardo y los suyos se acercaban a nuestra isla. Lo primero que hicieron al llegar fue algo típico mallorquín, ir a beber cerveza en la oktoberfest de Can Pastilla. Sólo les faltó ir a Magaluf con los ingleses y oye, más mallorquines que la sobrasada picante. Total, que eso, a las doce sonaba la Típica Intro (EPICAAAAAAA INTROOOOOO HIPICAAAAA INTROOOOO) y el público se venía arriba. Sí amigos, se montó un fiestón de la hostia en la sala Es Gremi. Yo pillé sitio atrás y dejé que los fans del Reno fueran los que gozaran y vaya que si gozaron. Cipote Ancho, Señoras, Cntrl+Alt+Supr... fueron sonando entre las cachondas presentaciones que hacía Jevo, sorprendido por la respuesta que dió el público mallorquín en su primera visita. La Navaja del Trueno Inmortal (prestada por Rhapsody), Festival (mi favorita, que me recuerda brutalmente a aquel Leyendas del Rock al que fui), Hasta La Polla o la descojonante Mi Casa seguían cayendo en un buen concierto, con menos escenografía que los otros dos grupos, pues ya sabemos que la gracia del Reno está más enfocada en las letras y en directo salen a rockear. Momento balada con el Bardo Bastardo y primicia para el público balear, en febrero/marzo tendremos nuevo disco del grupo y conocemos el título. Pero soy malísimo y no os lo diré. No Hay Huevos (temazo), Orcos de Mordor, dedicada con cariño a los seguidores de la banda, la versión del Du Hast de Rammstein convertida a Tu Hamster, la canción del verano El Bogavante, Reno Renardo versión extendida y Camino Moria dejaban paso a los bises, Chicken es Pollo (versión del Seek & Destroy de Metallica) y Crecí en los Ochenta. Durante el concierto y después de este, el grupo mostró una gran simpatía y muy buen rollo con la gente, con los teloneros... con todo el mundo. Unos cracks de tíos. Da gusto ver gente así de maja. Y qué coño, que además los tíos son buenos músicos. Buen conciertete del Reno que lograron que incluso los que no los conocían se fueran encantados.

Total, no todo en este mundo es mala leche, odio a todo y esas cosas. El metal da para todo y grupos como El Reno Renardo, Esquit Arreu y Es Fossers son necesarios para aportar un toque de humor a nuestro mundillo. Los conciertos de estos grupos al final son una auténtica fiesta en la que el que asiste se la suda si son buenos músicos o hacen temazos (aunque es el caso). Al final vas a reir, pasar un rato de buen rollo y brincar con letras chorras como las que nos presentan estos tipos. Al final, la peña salió de Es Gremi, que presentó una buena entrada, encantada de la vida y con una sonrisa en la boca.

Comentarios

Publicar un comentario

Twitter