Crónica: Be Prog! My Friend.

Be Prooooooooj :V

El pasado 11 de julio se celebraba en el Poble Espanyol de Barcelona el que yo llamo el "festival para los metaleros raritos". El Be Prog, un festival dedicado no solo al rock/metal progresivo, si no a todas esas bandas que ponen sus cojones sobre la mesa y se salen de "lo normal", permitiendo que los cabezas de cartel sean dos bandas tan distintas la una de la otra como Camel (ejemplo: Lady Fantasy, 12 minutos de magia progresva) y Meshuggah (ejemplo, el riff de Demiurge: doo doo dooo doo doo dooo).

El recinto, perfecto. El Poble Espanyol es un entorno fantástico para un evento de este tipo, precioso, bien situado y lleno de sitios donde elegir para comer y beber, a precios razonables (dentro de lo que es un festival, claro). En temas de organización, ni una pega. Tenías el puesto de merchan en la entrada, con una gente muy maja y preparada, tenías taquillas al lado del baño, no había muchas pero si estabas medianamente rápido, había suficientes y eso, comida y bebida de sobra para elegir.

Ahora vamos a lo que nos interesa, los conciertos. A las 16:30, plena puntualidad salían a sufrir a tocar Riverside. Elegancia pura sobre las tablas, los polacos sacaron un muy buen concierto con el que daba comienzo el festi. Abrieron con Afloat, tema de su próximo disco, para seguir con un setlist de 7 temas más mientras sufrían por el calorazo y Mariusz Duda nos daba las gracias "por no estar en la playa". Concierto muy correcto de unos Riverside que, pese al sufrimiento (era muy gracioso ver a Mariusz irse a la parte de atrás, donde había sombra, cada vez que no tenía que cantar), rebosaron tanta elegancia que no sudaron una puta gota, los Federer del prog, colega. Turno para Messenger que un servidor aprovechó para tomar una birrita y pillar primera fila para uno de los conciertos que más esperaba, el de Ihsahn. El conci del voceras de Emperor empezó 5 minutos más tarde de lo previsto porque Messenger tuvieron que interrumpir el suyo por problemas técnicos. Pero bueno, empezó y me cagué, Tenía a los fotógrafos delante de mi cara, no veía una mierda, además  la voz del noruego no se escuchaba como debía y un altavoz estaba fallando, justo el que tenía delante, primera fila para esto, tócate los cojones. Por suerte, a partir del temazo Frozen Lakes on Mars largaron a los fotógrafos del foso, se arregló el problema de sonido y lo demás fue un auténtico conciertazo, memorable. Presentó un tema nuevo cuyo título (lo siento) no recuerdo, pero vamos... un temazo. y la cosa terminó a lo grande con The Grave. Me llamó la atención el buen hacer de los tres chavales que lo acompañaban (sobre todo el batera, vaya bestia) y el hecho de que sonó atronador de cojones pese a no contar con un bajista.

A Haken quería verlos, pero me entretuve comprando más cerveza, buscando amigos, etc. Y poco puedo decir de ellos, pero vamos, que os lo cuenten los de @Progstureo, que tienen una opinión bastante clara de lo que fue el show de Haken ¿Verdad ;-)? Terminaba Haken, salía Katatonia, un no parar, macho. Está de puta madre, así no tienes puto tiempo ni para cansarte... Sobre los suecos, decir que fue un show algo deslucido, a plena luz del día y encima llevaban sin tocar desde el pasado septiembre, por lo que se vio una banda algo falta de rodaje. Pero ojo, no estuvieron mal, típico concierto de los suecos, con Jonas frente al micro, cabeceando bastante pero con las piernas más quietas que los ojos de Espinete, lo típico en él y que ya es parte de su encanto, al igual que el verlo con el pelo tapándole la cara en plan niña de The Ring mientras el resto cabecean sin parar. Escuchar temas como Soil's Song, My Twin, Ghost of The Sun, Dead Letters o July, con la que terminaron, siempre mola. Me gustaría poder verlos mejor, en una sala oscura, con más rodaje y esas cosas necesarias para ver a Katatonia.

El concierto de Vincent Cavanagh lo pasé en el stand de firmas de Leprous y luego con el bocata de tortilla en la mano, pero algo pude ver y la verdad, tiene mucho mérito lo del tío, que entró a última hora por la rajada de IQ, puso todo de su parte para venir y se presentó ahí guitarra en mano a tocar temas de Anathema como Flying, Deep, Distant Satellites e incluso atreverse a cerrar con una versión en castellano del Mentiras de Manu Chao. Ole tu polla, macho... bien Vincent, pero es que joder con lo que venía después, es que después de Cavanagh iba el puto amo. El triunfador de la puta noche, el amigo de la "putra Rana Gustavou" (su única frase en castellano). Devin Townsend, el Putoamismo en persona, salió con su guitarra luminosa en mano y dio un concierto de órdago, colegas. Desde que abrió con Rejoice, pasando por pelotazos como Namasté, que me hizo el culo Pepsicola, Supercrush!, nuestro himno March of the Poozers (xD) hasta la bestial Kingdom, La versión amable de Lord Voldemort se erigió como el triunfador de la tarde/noche, demostrando que además de ser un showman, tiene una voz espectacular. Muy grande Devin.

No me había bajado la erección y ya empezaban en el escenario pequeño (precioso, pero algo molesto según la posición que tomabas por las columnas) los noruegos Leprous. Encabezados por el cuñado de Ihsahn al teclado y voz, dieron otro show acojonante. Repasando temas de sus tres últimos trabajos, abrieron con The Flood, nos patearon el culo con The Price, nos dejaron la boca abierta con Chronic, Rewind y The Valley, Slave sonó descomunal y Forced Entry cerró uno de los mejores conciertos de la noche. Einar no falló ni media nota (meritazo) y el resto no pararon quietos ni un segundo, tremendo. Me muero de ganas de que llegue el 9 de octubre para verlos sin que una columna me tape a Einar y con setlist completo. Sobre ellos, añadir que en el puesto de firmas se mostraron simpatiquísimos con la gente y muy cercanos. Es que lo tienen todo, joder :')

La noche había caído hacía rato y yo sin darme cuenta, claro, con Leprous y Townsend estuve en trance... y era turno para los primeros cabezas de cartel, nada menos que los Camel de Andy Latimer. Clasicazo de clasicazos que decidí ver desde la parte de atrás, cerveza en mano y creo que hice genial, ya que pude disfrutar perfectamente de su magia. Desde el Never Let Go de su álbum debut, hasta la magia absoluta de Lady Fantasy que me puso los pelos de punta, los veteranos londinenses dieron un concierto muy profesional y fue muy bonito ver a bastante gente emocionarse con su música, es de esas bandas cuyas composiciones van más allá de lo musical. Y tras escuchar los sonidos electrónicos de Algorithm (sorry, eso ya no es lo mío) era el turno de los putos Meshuggah. Al empezar tuvieron problemas técnicos que les obligaron a parar unos 5/6 eternos minutos y eso me mató... no pude disfrutar de los suecos como merecen por el cansancio y la ingente cantidad de borrachos que tenía alrededor, me aparté un poco, me zampé un bocata y vi desde la mitad del recinto hasta que tocaron Bleed. Sonaron a Dios, el carisma de Jens Kidman (y su mítica mueca) lideró ese aplastante tanque que es Meshuggah en directo, volándonos la puta cabeza. Y lo dicho, al caer Bleed di por cumplida mi misión en el Be Prog y volví arrastrándome hasta el "humilde" hostal.

Y así terminaba mi primera experiencia entre "proggers". Una tarde/noche fantástica, rodeado de buenos amigos, un buen rollo tremendo con todo el mundo y viendo grandes conciertos en los que pese a haber una muy buena entrada, puede estar tranquilo de cojones, con espacio de sobra para moverme... y nada, deseando repetir el año que viene, esperemos que sea posible. Enhorabuena a la organización por el exitazo del festival y a seguir creciendo, No tengo dudas de que este festival acabará siendo un referente al menos dentro de su estilo.

Comentarios

Publicar un comentario

Twitter