Crónica: MRC + Eveth en Fraguel Rock

Ay estas noches de heavy metal... como  me gustan, joder. Bareto jevi de estos pequeños, oscurotes y con un encanto indescriptible, el mítico Fraguel Rock, que lo está pasando como el culo pero que ahí sigue y esperemos que por mucho tiempo, se preparaba para recibir un concierto. Los conciertos en Fraguel son parte mítica de la historia del metal en Palma, pero gracias a los queridos vecinos cada vez se dan menos y en horario infantil... Anoche se presentaban en el bareto los mallorquines Eveth y los ibicencos MRC, liderados por Marc Riera (vocalista de Azrael) y joder, qué gustazo...

A eso de las nueve abría la noche Eveth, y qué decir de estos tíos que no haya dicho ya, si son la polla joder... es una banda que ya habré visto 500 veces y no me canso. Son puro derroche de energía. Una banda cada vez más y más compenetrada a la que le da igual que les pongas mil personas delante en una sala o 50 en un bareto, lo darán todo y se comerán el escenario. Las circunstancias obligaron a un setlist corto, de unos 7 temas de los cuales 6 fueron de El Legado de los Sueños, su último trabajo, destacando las ya clásicas Sacrificio, Intocables o Semillas de Rebelión. Demostraron una vez más que el mundo de la música es injusto de cojones y que la isla se les queda muy pequeña. David es un frontman tremendo que levanta al público como quiere, Joan y Sapo que no paran de dar cera y Leo que es sin duda uno de los mejores baterías de la isla (por no decir el mejor) y nada, 40 minutitos de Eveth que pasaron volando y que nos dejaron un gran sabor de boca.

Y luego salía el descubrimiento de la noche, MRC. Banda ibicenca que empezó como el proyecto en solitario de Marc Riera (vocal de Azrael) y que al final se está consolidando como una banda hecha y derecha. Tras tocar junto a Eveth por Mallorca, Ibiza, Córdoba y Granada ayer cerraban la gira en nuestro Fraguel presentando su disco Universo Limitado (que trataremos de reseñar pronto). El cotarro estuvo comandado por Marc que además de cantar de puta madre es un gran frontman que, guitarra en mano, no paró de moverse y cabecear ni un instante y se ganó al público mallorquín. Bien acompañado por el bajo de May Crespo y los solos de Josep Bono mientras Alex Costa aplastaba la batería en la parte de atrás, MRC dieron un concierto realmente serio y profesional, sonando realmente bien. Temas de su disco como Codicia, Atrapados en la Nube, Traidor o Universo Limitado (tema que me enamoró) completaron la sólida actuación de la banda ibicenca, obligándome a hacerme con una copia de su disco, jejeje. La cosa cerró con una versión del Roots Bloody Roots de Sepultura con Edu Segovia a la voz. Un gustazo poder disfrutar de una de la mejores voces del panorama español y una banda a tener muy en cuenta. Todo un placer conocerles.

Finalmente decir que el encanto que tienen estos conciertos de bar es algo increíble y que debemos cuidar. Cada vez cuesta más mantener un local así y eso no puede ser. Hay que apoyar a nuestros bares y luchar por nuestro rincón heavy entre tanta mierda. 


Comentarios

Publicar un comentario

Twitter