Crónica: Full Metal Cruise con Barón Rojo + Fyre! + Psideralica.

Pues sí, el crucero del Wacken atracaba el pasado miércoles 15 de abril en Palma y lo hacía trayendo a los lugareños un señor concierto. Encabezado por los Barones, con los prometedores Fyre! y Psideralica. Además nuestros colegas de Deathlight Music nos prepararon un fiestón con Ereborn y Hyde XXI como previa... y todo esto entre semana... qué cabrones...


El guateque empezó sobre las seis de la tarde, Hyde XXI empezaron a descargar su repertorio de metal progresivo de rollo steampunk mientras los guiris iban llegando, visiblemente cansados tras 4 días de fiesta en alta mar. Quien pudiera... la banda arrancó algo cohibida ya que cuando empezaron a tocar en la sala 2 de Es Gremi todavía no había llegado casi nadie, pero a medida que iba avanzando el concierto se fueron entonando y acabaron dando un muy buen show, presentando temas de su propia cosecha como Egoísmo, Euforia, Vimana, Suburbe o el tema que da nombre a su último trabajo, Pesudoinvolución (disco muy recomendable). Tras su concierto se realizaron algunos concursos y juegos para animar el ambiente.

A continuación estaba previsto que salieran Erebor, pero por temas de tiempo su actuación se pospuso hasta después del concierto de Barón. Aproveché para cenar y dirigirme a la sala 1 donde ya estaban tocando Psideralica. Debo decir que su estilo de rock industrial con toquecillos góticos no me va mucho y cuando los vi el año pasado abriendo para Sôber no me gustó en exceso, pero también es justo reconocer su buen hacer sobre las tablas sobre todo tras el fichaje de Silvia Panic, bajista de Toxic Army, que se comió el escenario como quiso y aportó otra garra a la puesta en escena de la banda. En su setlist predominaron sus temas propios rollo My Toy, This Is My Life o Revolution y su ya habitual versión del Poison de Alice Cooper. Esta vez me dejaron bastante mejor sabor de boca y eso es buena señal, a seguir así.

Tras Psideralica y tras montar su escenografía (montaje que llevó un buen rato), salían Fyre!, la banda "multinacional" (vocalista argentina, bajista alemán y guitarrista y batería mallorquines) está creciendo como la espuma, han teloneado por toda Europa a gente tan dispar como Alice Cooper o Anastacia y en España hicieron lo propio en la última gira de Michael Schenker. Con esos precedentes y recién catado el álbum Missy Powerful, las ganas y la curiosidad que tenía por verlos eran importantes... y valió la pena. Sobre el escenario pudimos ver a una muy buena banda practicando un rock del de toda la vida, muy compenetrados y liderados por una "Crazy Little Woman" (es un tema suyo jejeje). La pequeña gran Alexandra está como una cabra y eso mola, lideró el concierto con mucha energía llegando a escupir fuego y todo (Esa llamarada la vi muuu cerca). Total, un excelente concierto en el que presentaron el mencionado Missy Powerful con temas como We Are Here, Get The Hell Out (temazo), No Happiness, Devil Is Me y una buena cover de la mítica Stairway To Heaven dejando claro que son una banda ambiciosa y con ganas de dar mucho de qué hablar en el futuro. Si siguen así lo lograrán.

Y ahora sí, era el turno de los cabezas de cartel. Tras la rajada de Warcry, anunciados por la organización en un principio, los encargados de encabezar la noche fueron los míticos Barón Rojo, que pisaban la isla apenas un año después de su último concierto en la misma sala Es Gremi. Y qué decir sobre estos tipos... están mayores, les faltan Sherpa y Hermes... bla, bla, bla... os den por culo, pesaos. Anoche Barón Rojo dieron una nueva lección de rock, soltando un ejército de clásicos atemporales de la música nacional como Incomunicación, Caso Perdido, Caballo Desbocado, Larga Vida al Rock N' Roll, Fronteras, Anda Suelto Satanás... algunos temas rescatados recientemente para sus directos como Herencia Letal, Bajo Tierra o ¿Qué Puedo Hacer? y las históricas Hijos de Caín, Los Rockeros van al Infierno, Son Como Hormigas o Resistiré. Liderados por un Armando De Castro que a sus 60 años está hecho un toro, corriendo de lado a lado, saltando y moviéndose sin parar. Carlos, algo más paradete, defendía de forma correcta los temas pese a que es evidente que su voz ya no es la que era y Gorka Alegre y Rafa Díaz, cumplían sobradamente su papel en la base rítmica de los actuales Barones. La mítica balada Siempre Estás Allí cerraba un gran show de puro rock donde los barones demostraron su gran profesionalidad y nos deleitaron con su buen hacer sobre el escenario.

Aún quedaba un ratito para Erebor, grupo que se dedica a tocar versiones de temas de folk metal de gente como Korpiklaani, Eluveitie o Turisas. Solo pude verles tocar un par de temas, así que poco puedo opinar, pero en lo que vi sonaron divertidos en un tono bastante juerguista. Una pena que el evento fuera entre semana y tuviera que pirarme... porque habría dado juego para quedarse hasta que el sol nos invitase a café. A Erebor decirles que olé sus huevos porque hacer versiones de este tipo de bandas es tela de complicado...

Y nada, así se cerraba la primera visita del Full Metal Cruise al Mediterráneo. Si tienen que darnos más fiestones de este tipo, que repitan las veces que quieran, coñes... finalmente, agradecer a Deathlight Music, como siempre, su buen hacer a la hora de traer cosas de estas a la isla y darles la enhorabuena por resolver con solvencia el marrón que les cayó con la rajada de los asturianos Warcry que bueno, sus motivos tendrán para no venir... tras 14 años de carrera sin acercarse a tocar por aquí yo ya no los espero.







Comentarios

Publicar un comentario

Twitter