Críticas: Sylosis - Blackberry Smoke - Nightwish - Hamlet - Ensiferum


Sylosis - Dormant Heart. Sylosis es de esas buenas bandas que se esconden tras las malditas etiquetas. Su terminación en 'Core' hace que más de uno ignore la posibilidad de escucharlos perdiéndose una banda interesante que mezcla el metalcore propiamente dicho con sonidos del death, thrash, el groove e incluso toques progresivos, otorgando una escucha variada y entretenida sin encorsetarse en los tópicazos del metal modernillo. En este 2015 la banda británica nos presenta su cuarto trabajo, Dormant Heart. disco en el que siguen evolucionando y logrando un sonido cada vez más propio, cosa harto difícil en estos tiempos en que todo está inventado. Meten caña, aunque en general una caña moderada, sin hacerse excesivamente estruendosos y dejando pasajes realmente interesantes a lo largo del trabajo, comandado por la excelente voz gutural de Josh Middleton, que además es el guitarrista principal, y el arsenal de ritmos que imprime Ali Richardson desde la batería. Aunque arranca flojete con un tema un poco plano como Where Wolves come to Die, temas como To Build a Tomb, Overthrown, el single Mercy o la bestial Indoctrinated logran destacar dentro de lo que en conjunto es un muy buen trabajo, muy variado y realmente disfrutable tanto si te gusta la caña burra del thrash como si buscas sonidos más melódicos. Disco interesante a la par que entretenido y anotado como deberes profundizar aún más en su propuesta. (8/10)

















Blackberry Smoke - Holding all the Roses. Me encantan las sorpresas en forma de discazo. Hasta día de hoy desconocía por completo la obra de estos muchachos de Atlanta (Georgia, USA) y ahora mismo estoy completamente enamorado de su propuesta. Practican un rock sureño muy influenciado por los barbudos ZZ Top o Lynyrd Skynyrd (bandas a las que han teloneado por su país), alternándolo en hard rock más puro a lo AC/DC generando una mezcla excelente que da lugar a temas tremendamente cañeros y rockeros como la primera Let Me Help You (To find the door), otros cargados de feeling como Lay It All On Me, Rock and Roll Again (con un tufillo cojonudo a ZZ Top) el tema título, que mete unos pasajes al estilo country justo antes del solo de guitarra, o temas más tranquilitos como el single Too High o Woman in the Moon. Esta es su cuarta entrega de estudio tras Bad Luck Ain't No Crime (2004), Little Piece of Dixie (2009) y el exitoso The Whippoorwill (2012), que se metió en el número 8 de las listas de ventas de country en Estados Unidos. Este Holding all the Roses contiene 40 minutos de buen rock and roll, con toques de blues, country y hard rock extremadamente adictivo, entretenido y con un sonido muy limpio que entra a la primera. Solo el tiempo nos dirá si entra o no como candidato a disco del año, desde luego al top 10 sí que lo es. (9/10)

















Nightwish - Endless Forms Most Beautiful. Es para darle de hostias a Tuomas Holopainen, líder y principal compositor de la banda finesa. Nightwish tenía la oportunidad de subir de nivel, ponerse en primer plano del panorama metalero europeo. Era el puto momento, desde el notable Imaginaerum de 2012 sin sacar nada, cambio de cantante con una bestia (por voz, no por su tamaño, malpensaos) como Floor Jansen que en el directo Showtime, Storytime demuestra que puede bordar tanto los temas de la época Tarja como la época Olzon, y el mundo pendiente de él. Una oportunidad de sacar un pelotazo gordo y... va el muy cafre y pone el piloto automático. Olé tu polla serrana, Tuomas. Endless Forms Most Beautiful es poco más que un refrito de épocas mejores de Nightwish mezclado con el último trabajo del teclista por su cuenta, todo arrejuntado con una fuerza nula. Trabajo plano, con algún buen momento, pero que en lo general te deja a medias, con una Floor Jansen desaprovechadísima como ya estuvo en el disco del año pasado de Timo Tolkki's Avalon, nula participación en las voces de Marco Hietala, que quieras que no le da un dinamismo a los temas... poca chicha, vamos. Weak Fantasy, Yours Is an Empty Hope (pese a ser refrito del Once), Endless Forms Most Beautiful (de lo mejorcito del trabajo al que da nombre y con la mejor aportación de Jansen en el album) o Shudder Before The Beautiful son los temas que podemos destacar de alguna manera dentro de estos 78 minutazos de microondas de los cuales 22 son de un solo tema al que le sobra la mitad. Enorme decepción, posiblemente la mayor del año... y llevamos unas cuantas. Qué pena, de verdad. (5 pelao/10)












 




Hamlet - La Ira. Estos no fallan. Puedes amarlos o puedes odiarlos, pero siempre cumplen con su trabajo. Con cerca de un cuarto de siglo de carrera donde han pasado varias etapas, Hamlet siguen al pie del cañón, añadiendo buenos trabajos a una sólida carrera en la que nunca han sacado dos discos iguales, al menos de forma correlativa. Empezaron con un disco más heavy rock urbano, luego se empaparon del groove sollo Sepultura, se suavizaron hasta sonar casi a Sôber y volvieron a dar caña, la montaña rusa del metal español. Eso sí, hagan lo que hagan les sale bien. Este 2015 nos presentan La Ira, disco de tralla burra, denuncia social y los cojones de Hamlet encima de la mesa. Así como en el anterior Amnesia (discazo) sonaron más densos y oscuros, aquí vuelven a su rollo más directo. Temas como Mi Religión, Ciudad de Dios, Miseria o Niega te harán saltar y mover el cuello sin parar. Hamlet están en un momento muy dulce de forma, mezclando su garra y su mala hostia de siempre con una madurez debida al inevitable paso del tiempo, dejando con ello un disco redondo, directo y que entra como si nada. (7'75/10)

















Ensiferum - One Man Army. Por fin una grata sorpresa... Ensiferum es una banda que nunca me ha interesado en exceso. Tienen buen material, From Afar (2009) es una auténtica joya dentro del metal europeo, pero nunca me vi con ganas de pasar de ahí. Las hostias que recibió Unsung Heroes no ayudaron a hacerme cambiar de idea... pero bueno, Ensiferum han vuelto y lo han hecho con fuerza. Mucha fuerza. One Man Army es un muy buen trabajo, épico, rápido y muy poderoso. Con Temas tremendamente coreables como Heathen Horde, el single One Man Army o el súmum de la epicidad, Cry For The Earth Bounds donde los coros epicorro-cipotones, que son claros protagonistas de todo el trabajo, te hacen levantar el puño, empuñar el hacha e irte a cortar unas cuantas cabezas. Requiere especial atención el brutal trabajo de Janne Parviainen a las baquetas, demostrando por qué se le considera uno de los mejores bateras de Finlanda y es que el tío es un puto animal. También destacar temas como la inicial Axe of Judgement, que es sencillamente bestial. Pasaremos por alto Two Of Spades, temazo descomunal hasta que en la parte media le meten un rollo setentero que parece un descarte de Abba, dejándolo en una catástrofe. En resumen, One Man Army supone el regreso de Ensiferum a sus sonidos más burros, un trabajo lleno de potencia y epicidad que harán que la banda finesa recupere a muchos de los fans perdidos con Unsung Heroes. Lo dicho, grata sorpresa, lástima que por la segunda mitad la calidad baje un poco. La portada mola cantidad. (7'5/10)






Comentarios

  1. Endless Forms Most Beautiful es uno de esos discos que requieren muchas escuchas. Cuantas más escuchas más se asimila esa densidad y se le gana más gusto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Twitter