Cagoen Diez

Qué complicado es esto de las listas de "lo mejor del año", colega... Principalmente porque es absolutamente imposible escuchar todo lo que sale a lo largo de 365 días y también porque al final priman los gustos personales (posiblemente algún disco que ande por aquí aparecerá en la lista de pufos del año de otra persona). Basándome en mis propios gustos y otros criterios poco objetivos, me he decidido por estos 10 discazos (al ser géneros bastante distintos entre sí, el orden puede variar según el momento...):



10. Blues Pills - Blues Pills
Normalmente cuando veo que se le da tanto bombo y propaganda a una banda que acaba de empezar me echa para atrás... Pero al final la curiosidad me pudo y me alegro por ello. Me sorprendió ese sonido tan 'setentero' y, sobre todo, me sorprendió el vozarrón de la joven Elin Larsson. Un trabajo que engloba muy buenos temas tanto de sus EPs como temas nuevos dejando muy buen sabor de boca.



9. Grave Digger - Return Of The Reaper
El heavy clásico, jevorro, riffero y cipotón de toda la vida me puede, macho. Y no sé que cojones desayunan en Alemania que les sale de puto miedo... ahí están Grave Digger, tras tropecientos años y tropecientos discos, nos arrean en toda la cara con este Return Of The Reaper plagado de himnos que hacen las delicias de cualquier seguidor del rollo y con un trabajo de producción bestial. Temas como Hell Funeral, Tattooed Rider o Resurrection Day te levantan de la silla como si nada a base de riffs veloces, solos brutales y estribillos cojonudos.





8. Machine Head - Blodstone & Diamonds.
Flynn sigue inspirado, amiguetes... tal vez no tanto como en ese The Blackening, pero sí al nivel parejo de Unto the Locust. Y este 2014 nos ha dejado este puñetazo plagado de mala hostia, cambios de ritmo y temazos dignos de la discografía de esta banda como Killers & Kings, Now We Die o Game Over. Su única pega es que Flynn se pasó de tana inspiración y se acaba haciendo excesivamente largo... con 2/3 temas menos habría quedado más redondo, pero se lo perdonamos...



7. Striker - City Of Gold
Mientras nuestros dioses legenadarios del heavy van añadiendo canas a su cabellera y arrugas en su cara, poco a poco van saliendo nuevas bandas, tomando su fórmula como ejemplo. Casos como Wolf (muy recomendable también su disco de este año), Airbourne, Battle Beast, Enforcer o la banda que nos ocupa, Striker. Un trabajo en el que, sin dejar de lado sus influencias, han armado un sonido propio y variado, forjando un disco redondo en el que no sobra ni un solo tema. Si te gusta el heavy metal con un par de cascarones, actitud y buen sonido, no dudes en darle un repaso a estos canadienses.



6. Ne Obliviscaris - Citadel
Grupazo, macho... Growls, voces limpias e instrumentos eléctricos y acústicos magistrales; cambios de ritmo vertiginosos... tiene de todo joder. Apto para los seguidores del metal progresivo más oscuro y envolvente. Entraron en el último suspiro entre mis favoritos ya que lo descubrí tarde, ahora tengo muchas ganas de verlos en el Resurrection Fest.



5. At The Gates - At War with reality
Los padres del death metal melódico regresaron al estudio 15 años después de su exitoso y ultrainfluyente Slaughter of the Soul y joder... si todos sus discos tienen que ser como este, que no tarden tanto en sacar otro, por favor se lo pido... todos los temas brillan a un nivel extraordinario y es muy difícil destacar unos por encima de otros. Los papis han vuelto para demostrar cómo se hace el género que, de alguna manera, ellos mismos crearon.



4. Helevorn - Compassion Forlorn
El doom metal es un género difícil tanto de escuchar como de realizar. Más en un país como el nuestro, donde si nos sacan de los AC/DC, Judas y Maiden nos perdemos... eso hace que tengamos grandes bandas malviviendo en el underground. Es el caso de Helevorn, que tras 15 años de curro y lucha, nos han brindado con un tercer trabajo soberbio. Cada tema es una historia diferente, contada por la profunda y poderosa voz de Josep Brunet que se dirige hacia el interior de cada uno y cala hasta el alma.



3. Insomnium - Shadows of the Dying Sun.
Cuando escucho la palabra "Finlandia" se me vienen a la cabeza dos cosas: un frío que te cagas y buen metal. Insomnium han unido eso en un disco intenso, frío y oscuro como el sol que aparece en la portada. Plagado de pasajes atmosféricos que te atrapan en su mundo, es algo más accesible que su anteriores entregas pero no deja de ser un puto discazo.



2. Accept - Blind Rage
Es innegable que Accept son la banda de heavy metal clásico más en forma del momento. También es innegable que yo soy un puto fanboy de esta gente. Desde su reunión, sus discos suenan frescos y con una potencia arrolladora. En Blind Rage bajan un poco la velocidad pero no con ella la calidad. Temas como  Stampede, Dying Breed, Bloodbath Monstermind o  Final Journey demuestran que la banda liderada por la calva de Wolf Hoffmann, sigue en plena forma.



1. Behemoth - The Satanist.
Aplastante. Sin duda 2014 ha sido el gran año de los death/blackers polacos Behemoth, en el cual nos han brindado este discazo, han dejado huella en todo el continente con su bestial directo e incluso han sacado un simpaticote EP de 3 temas llamado Xiadz. Este The Satanist es una dosis imparable de mala hostia, rabia, oscuridad y blasfemias varias que me dejan con ganas de más...


Comentarios

Publicar un comentario

Twitter