Crítica: Angelus Apatrida - Sweet & Lynch - U.D.O. - Blind Guardian

Angelus Apatrida - Hidden Evolution

Ganazas le tenía yo a este disco. Angelus Apatrida es sin una puta duda el valor más sólido del metal español actual y lo han vuelto a demostrar. En su quinto trabajo toca consolidarse como una de las mejores bandas de la nueva ola de thrash metal y para ello han dado un nuevo puñetazo sobre la mesa con tanta fuerza que la han dejado hecha unos zorros, macho. Acojonante se queda corto, desde Immortal, primer tema, queda clarito que estos tipos tienen hambre... mucha hambre y deciden comerse el mundo proponiendo un sonido feroz, arrasador, como diciendo "nosotros seremos inmortales y tú, muchachito, vas a palmarla antes de llegar al tercer tema del disco, mamoncete". Sigue la cosa con First World of Terror, con un estribillo que me recuerda al de Blood on The Snow de The Call (un poquito). Y si una cosa está clara es que Angelus han encontrado un sonido propio, claro que dejan ver algunas
influencias de los mastodontes del thrash, pero lo que predomina es su sonido, el sonido de ANGELUS APATRIDA. La labor de los 4 miembros durante todo el disco es excelente un vez más y es complicado encontrarle un punto flojo, destaco la labor vocal de Guillermo Izquierdo ya que nunca ha sido un vocalista que me vuelva loco pero en este disco suena mejor que nunca. Y por encima de todo, especial atención al tema que cierra, Hidden Evolution, qué cabrones, nos han dejado la mejor para el final otra vez... 9 minutazos de thrash de tropecientos quilates (los del compro oro se frotan las manos chavales, esto vale mucha pasta) en los que rematan el disco de una forma jodidamente brutal dejando claro que Angelus Apatrida es la banda que ocupa, con todo merecimiento, el trono del metal español y absolutamente nada tienen que envidiar a gente como Havok, Warbringer y demás compañeros de época. Creo que no es necesario añadir que es primer y firme candidato a disco del año. (9/10)



Sweet & Lynch - Only To Rise

Juntar al voceras de Stryper con el guitarra de Dokken podía dar lugar a dos cosas. Un trabajo de la hostia o una sobredosis de azúcar... y lo vamos a dejar en una mezcla de ambas cosas. Trabajo comandado por el estupendo estado de forma vocal de Michael Sweet (Impresionante, casi canta mejor que en los ochenta) y la magnífica labor de Lynch a las 6 cuerdas perfectamente acompañados  por James Lomenzo (ex-White Lion, ex-Megadeth) al bajo y Brian Tichy (ex-Whitesnake) a la batería. Como resultado de esa unión tenemos un disco elegante, sólido y maduro. Alternando temas más rockeros como el single The Wish o Recover con otros más azucarados (pero no exentos de calidad) como Love Says o Me Without You y algunos temas a medio camino entre ambos extremos como Rescue Me o September otorgando variedad al conjunto sin dejar de sonar a rock que es para lo que hemos venido. El disco en conjunto cumple con lo esperado, no es apto para los seguidores de los sonidos más duros, eso está claro, pero sí para todo aquel que desee un ratete de buen hard rock melódico de la mano de unos grandes de nuestro rollo. Grata sorpresa para empezar el año. (8/10)=

 

U.D.O. - Decadent

El adorable enanito gruñón sigue a lo suyo. No os dejéis llevar por el título del disco, decadencia no es lo que lo define aunque uno pueda tender a pensar lo contrario tras el sosete adelanto. Ojo, tampoco os esperéis un nuevo Timebomb, hay que contar con que el pequeñín tiene 62 añazos y ya empieza a veranear en Ibiza a modo de jubiladete. La cosa empieza flojita, ni Speeder ni Decadent logran animar la escucha pero poco a poco la cosa se va poniendo tiesa, destacando temas como House of Fake, Meaning of Life (el mejor tema del disco en mi humlide opinión),Under Your Skin o Rebel of the Night donde las pelotas de acero del vejete de botas militares salen a relucir peludas y brillantes. Solo me sobra la baladita Secrets In Paradise por un motivo muy sencillo, por mucho que me guste este señor, NUNCA ha tenido voz para hacer baladitas y, por lo tanto, menos la va a tener a los sesenta años. Pero vale, se puso sentimentalón y nada, se le perdona porque ese tema es el punto de inflexión donde el trabajo coge impulso y empieza a ir para arriba sin que no lo pare ni su puta madre. Al final Decadent es una nueva dosis del heavy metal con pelotas de acero de toda la vida que es lo que ha practicado Udo toda su carrera, sin grandes lucimientos pero cumple de sobra con su cometido y te hace pasar un buen rato a base de guitarrazos a la altura de sus últimos trabajos y por momentos incluso superior a Steelhammer (No, no lo voy a comparar con Blind Rage, porque aunque Udo sea el ex-voceras de Accept, SON BANDAS DIFERENTES que parece que los críticos de este país se acaban de enterar de que Udo va por su cuenta me cago en la virgen de la Macarena ya...). Lástima de portada feilla... (7/10)


Blind Guardian - Beyond The Red Mirror

Blind Guardian se marcan un AC/DC. 4 años después de At The Edge Of Time, nuestros bardos vuelven con otro trabajete bajo el brazo. Conceptualmente este album supone la segunda parte del glorioso Imaginations From The Other Side. Repito, conceptualmente. En lo musical no compararemos por no herir el orgullo de Hansi y sus amigos. El disco empieza... mal. The Ninth Wave quiere tirar por los caminos progresivos de sus últimos trabajos y se ve que se encuentra al lobo feroz o  no sé pero la cuestión es que se pierde dejando un tema flojete, falto de garra... Le sigue el adelanto ya escuchado, tema pasable, con un Hansi enorme pero que es un refrito de tiempos mejores del power metal, pinta mal la cosa... pero aún así hay esperanzas en que la cosa mejore. Y así es en la parte central del disco con el trío At The Edge of Time, Ashes of Eternity y The Holy Grail donde la banda logra sonar poderosa en gran parte gracias a esos coros marca de la casa conformando los mejores temas del disco (sobre todo The Holy Grail, el mejor tema del disco en mi humilde opinión). En este conjunto de temas Blind Guardian logran sacar a relucir sus puntos fuertes, suenan poderosos, suenan épicos y suenan grandiosos sin dejar de lado la complejidad habitual en sus composiciones. Queda perdonado el susto del principio, Hansi. A partir de aquí el nivel vuelve a bajar un poco pero se mantiene en un punto digno hasta el final dejando para el conjunto un trabajo aceptable, con momentos muy buenos y momentos de refrito powermetalero, que está a años luz de la época dorada de la banda pero que sirve de excusa para volver a salir de gira, que al final es lo que les interesa. (6/10)



Comentarios

  1. ¡¡¡Grandes Angelus Apatrida!!! ¡La mejor banda nacional en la actualidad!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Twitter